Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Es mejor hacerse un selfie con la cámara trasera? No con todos los móviles

¿Es mejor hacerse un selfie con la cámara trasera? No con todos los móviles
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Usamos nuestro smartphone para realizar fotografías a diario. Es el dispositivo más rápido y cómodo de usar para este cometido. El incremento de calidad de las cámaras en teléfonos ha sido notable con el paso de los años, pero generalmente en las cámaras principales o traseras.

Hay muchos usuarios que se mantienen fieles a tomarse selfies usando las cámaras traseras, por su calidad. ¿No hay cámaras frontales de calidad en el mundo de los smartphones? La realidad es que, cada vez más a menudo, vemos como la cámara frontal evoluciona en cuanto a posibilidades y calidad de imagen haciéndonos olvidar incluso la principal.

Los píxeles por la puerta de atrás

Philippe Kahn, creador de la primera cámara móvil digital Philippe Kahn, creador de la primera cámara móvil digital

Aun cuando ni usábamos smartphones, los teléfonos móviles con cámaras comenzaron a desembarcar en nuestras vidas. En un principio, la cámara no era más que un mero añadido o adorno: era obvio que hacer una fotografía de calidad con un móvil era imposible.

La primera cámara fotográfica en un móvil tan solo contaba con 0,35 MP en su sensor, y apareció en Corea del Sur en el año 2000. Ese mismo año llegaba otro modelo a Japón, con sensor de 0,11 MP pero con la capacidad de enviar fotografías por mensajería (algo que predeciría el camino que seguirían estos dispositivos hasta nuestros días.

En los años 2005 y 2006 los teléfonos ya contaban con cámaras algo más sofisticadas, de 2 o 3,2 MP de resolución: ya estaban comenzando a alcanzar a las "imbatibles" cámaras digitales compactas en aquella época.

1366 2000

Desde 2007 empezaron a verse terminales con cámaras que alcanzaban los 5 MP y comenzaban a usar lentes de calidad: la industria empezaba a tomarse en serio la fotografía móvil. En 2008 apareció un teléfono con cámara de 8 MP, y en 2009 se alcanzó la cifra de 12 MP por primera vez, que fue sobrepasada por otro teléfono con cámara de 16 MP en 2010. La fotografía móvil ya era una tendencia.

¿Nadie se ha dado cuenta de que nos referimos solo a las cámaras principales o traseras? Las cámaras frontales no comenzaron a tener protagonismo real hasta la llegada de los smartphones en el año 2008, y siempre han contado con grandes desventajas.

13

Hasta hace relativamente poco tiempo, todos los fabricantes y usuarios estaban interesados en conocer la calidad de la cámara principal: más megapíxeles, mejores vídeos, lentes, pero no fue hasta el boom de las redes sociales fotográficas y los selfies cuando los usuarios no comenzaron a demandar cámaras frontales de calidad similar a la principal.

Aumentar la calidad de una cámara frontal puede ser incluso más útil para la gran mayoría de usuarios: imaginad tratar de hacerse un selfie con un smartphone de grandes dimensiones, sería misión imposible.

¿Y quién se acuerda de la cámara delantera?

12

Las cámaras frontales llegaron a los teléfonos móviles también unos años antes que la “generación smartphone”. Allá por 2003 veíamos los primeros modelos con cámaras frontales de 0,3 MP, es decir, VGA.

Lo impactante es que esta cámara frontal apenas evolucionó en una década. Prácticamente la gran mayoría de smartphones de 2013 contaban con cámaras frontales que, salvo casos contados, tenían resoluciones sobre los 2 MP.

Los propios usuarios han sido el motivo principal por el que la industria se ha visto forzada, en cierta medida, a fijarse en la calidad de las cámaras delanteras de forma seria. Tampoco hemos visto en este tiempo, por falta de demanda y cuestiones de diseño, flashes para iluminar los rostros a la hora de realizar fotografías o vídeos frontales: ese es otro de los motivos, junto al de la calidad, por los que los usuarios siempre han preferido la cámara trasera para los selfies.

¿Sigue habiendo diferencias entre cámara trasera y delantera?

7

La moda de los selfies ha precipitado que podamos disfrutar de grandes cambios en las cámaras frontales. No solo a nivel de resolución, ya que ahora vemos como las cámaras frontales, por lo general, no bajan de los 5 MP de resolución, sino también en cuanto a la calidad de los materiales y añadidos.

Sigue existiendo una diferencia notable en las cámaras principales y frontales de un smartphone, pero esto atiende al claro uso que se le darán a cada una de las cámaras: mientras la principal servirá para hacer fotografías y vídeos tradicionales de alta calidad, la frontal se dedica en exclusiva a selfies o videollamadas.

Pero, al menos, la cámara frontal parece que dejará de ser “el patito feo” del conjunto, la diferencia de calidad entre ambas dejará de ser tan abismal, o al menos es la tendencia que parece seguir el mercado.

Dos tipos de fotografías, dos tipos de cámaras

6

Pensar que, de momento, una cámara frontal debería tener exactamente las mismas funciones y calidad que una cámara principal, en realidad, es un error. No se suele precisar grabar vídeos de altísima resolución con una cámara frontal, ese no es su cometido. Tampoco poder realizar con ella fotografías con configuraciones de luz especiales. Si fuese así estaríamos duplicando las funciones del smartphone, gastando el doble de recursos, con su consiguiente aumento del precio por algo que ya tenemos y podemos utilizar mejor.

Por ello es evidente que ambas cámaras, en mayor o menor medida, van a tener caminos distintos en cuanto a materiales y añadidos: mientras que una cámara principal incluirá la más alta resolución posible y los mejores cristales para tomar fotografías con total nitidez, las cámaras frontales tendrán mejores métodos de disparo, de enfoque y modos exclusivos para selfies.

Asus lo demuestra con un ejemplo práctico

Selasu1

El Asus ZenFone Selfie es, precisamente, el smartphone que sirve de ejemplo para ver la unión entre calidad y practicidad, ofreciendo una de las mejores cámaras frontales en un smartphone del mercado.

Sel

Este dispositivo cuenta con una cámara principal de 13 MP, sensor de tamaño de 1/3 de pulgada, con apertura f/2.0 en sus lentes, autoenfoque por láser, y doble flash LED con dos tonos.

5

La sorpresa llega cuando nos fijamos en su cámara frontal: también cuenta con 13 MP de resolución, con apertura f/2.2 en sus lentes, autoenfoque, y doble flash LED con dos tonos. Ambas cámaras compiten, por fin, de tú a tú.

4

La cámara frontal del Asus ZenFone Selfie disfruta, además, de modos como el de embellecimiento, para sacar nuestra mejor sonrisa, o el modo selfie panorámico, que permite tomar selfies grupales de hasta 140º. También podremos realizar selfies mediante gestos en la pantalla o arrastrando un temporizador para que nos dé tiempo a colocarnos ante la cámara.

Asuspr

Si estos avances te convencen y te apetece probarlos en primera persona, Asus te da la oportunidad de usar los modelos de la gama ZenFone, tan solo tendrás que acceder a la web especial creada para la ocasión e introducir el código PRUEBOZENFONE.

Imágenes | Xatakamovil

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos