Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Hay que acabar con el mito de que los todoterrenos son inseguros y contaminantes

Hay que acabar con el mito de que los todoterrenos son inseguros y contaminantes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Los todoterrenos han arrastrado hasta nuestros días una fama que no coincide en muchos casos con la realidad. Si llevamos la vista atrás una década, los veíamos como unos vehículos preparados para circular por terrenos difíciles, muy resistentes y que no teníamos demasiado en cuenta el confort de los ocupantes sino más bien una buena eficacia y fiabilidad.

Sin embargo y con el paso de los años, ese terreno tan complicado que había para llegar a nuestra pequeña casa donde pasábamos el verano ya está casi perfectamente acondicionado, los caminos por los que se puede circular sin riesgo a exponerse a una multa son más bien escasos y su rango de acción se ha ampliado acercándose mucho más a los turismos convencionales.

Del pesado chasis de vigas al ligero monocasco actual

KIA Sportage

Quizás uno de los mayores avances que hayan recibido los todoterreno reside en la forma de construir su chasis. Hace años y con el fin de buscar esa mayor resistencia, se realizaba con largueros de acero que aumentaban enormemente el peso del vehículo y con ello, influían negativamente en sus aptitudes en carretera.

La llegada de los bastidores monocasco a este tipo de vehículos supuso una revolución ya que permitían seguir manteniendo una buena rigidez estructural pero sin sacrificar el peso total del conjunto, algo muy importante en términos relativos al centro de gravedad.

La mejora de las suspensiones y con ello de la forma de trabajar de las suspensiones (en muchos casos con sistemas inteligentes de dureza variable) unido a la rebaja de peso permitió que en carretera los todoterrenos se sintiesen mucho más aplomados y sin tanta tendencia a inclinar en las curvas, aumentando el confort y la seguridad.

La llegada de los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción tales como el control de estabilidad y otros sistemas específicos para todoterrenos, también han permitido que su comportamiento en carretera se aproximen enormemente a los de un turismo convencional.

Motores más eficientes y menos contaminantes

KIA Sportage

Volviendo de nuevo la vista atrás pero en este caso para hablar de los propulsores que se utilizaban antiguamente en los todoterrenos, veíamos motores de seis cilindros o más y alto cubicaje con el fin de conseguir buenas dosis de par a bajas vueltas. Por contra, el consumo y las emisiones contaminantes eran muy elevadas. También su forma exterior, muy cuadrada y nada aerodinámica sumado a los sistemas de tracción total hacía que las cifras empeorasen.

Hoy en día las carrocerías se estudian en el túnel de viento y son mucho más aerodinámicas, igualando casi a las de los turismos. El uso de sistemas de tracción total inteligentes que se conectan sólo cuando son necesarios también ayudan a que el consumo y las emisiones sean menores.

Pero quizás el mayor avance lo encontramos en el propio motor y el uso de sistemas como los turbos, compresores volumétricos y sobre todo la gestión electrónica de los mismos que evita que se pierda ni una gota de combustible. Unido a esto, los sistemas de recirculación de gases que consiguen una combustión mucho más eficiente gracias también a las mejoras en la inyección, etc, consiguen que optar por un coche normal o un todoterreno sea más difícil que nunca.

En Tecnología KIA:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos