Síguenos

Samsung Galaxy Tab

Tras disfrutar de un pequeño paréntesis post-IFA, el Samsung Galaxy Tab vuelve a lucir palmito en las portadas. Esta vez con dos noticias, la primera es que sí va a haber versión de 10 pulgadas, pero no llegará hasta comienzos de 2011. La información se le ha escapado a Gary Twohig, Director General de Samsung en Irlanda.

La indiscreción del bueno de Gary, que seguramente le habrá costado un rapapolvo desde Corea, viene a confirmar lo que ya comentábamos a principios de mes, que Samsung está trabajando con Google para integrar la próxima versión de Android para tablets, cuyo nombre es HoneyComb.

Mientras en Irlanda se van de la lengua, en Australia anuncian el precio oficial del Samsung Galaxy Tab de 7 pulgadas, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo mes de noviembre en el país de los canguros.

Mejor nos vamos agarrando a los machos porque, según informan varias asociaciones australianas que han tenido acceso a la información, el Galaxy Tab 16GB con 3G costará 999 dólares australianos o, lo que es lo mismo, unos 712 euros al cambio. Extraña maniobra la de Samsung si tenemos en cuenta que un iPad con las mismas características (16GB y 3G) cuesta 799 dólares australianos (unos 589 euros). Desde Samsung Australia comentan que el precio les parece justo.

Y de Australia regresamos a España, donde gracias al ojo certero de uno de los lectores de Xataka (Gracias, Alfredo) podemos saber cuánto costará el Galaxy Tab. La web de venta a distribuidores Techdata ha puesto ya a la venta el Galaxy Tab, y el precio, libre, es de 634,86 euros. Se supone que esta cifra está exenta de IVA así que, si le sumamos el 18%, nos queda poco menos que 750 euros.

Samsung Galaxy Tab

Aunque no podemos estar seguros de si TechData se ha tirado a la piscina o está ofreciendo el Galaxy Tab como artículo de importación, el precio concuerda mucho con lo anunciado en Australia. La cifra tampoco debe sorprendernos mucho teniendo en cuenta que la principal estrategia de Samsung respecto al Tab parece ser la de venderlo de la mano de los operadores de telefonía. Ahora la cosa será saber que clase de condiciones habrá que firmar para hacerse con uno.

Vía | Engadget

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios