Síguenos

amazon-kindle-fire-opinion.jpg

El Kindle Fire, esperado tablet Android de Amazon, ya es real. No ha habido sorpresas y se ha cumplido con casi todo lo que prometían los rumores.

Sin duda la apuesta de Amazon con su Kindle Fire es diferente y merecedora de un análisis sosegado. Pensar en si es mejor o peor tablet que los otros Android o el mismo iPad 2 es pensar demasiado.

Vamos a hablar del tablet relleno, del tablet listo para abrir y consumir, del tablet que compite contra el iPad en el hogar y contra Google en aspectos como la información sobre el consumidor y el sistema Android clásico. Amazon ha inaugurado el tablet del hogar. Y lo hace con el contenido como razón de ser. Porque solo Amazon era capaz de hacerlo.

Kindle Fire, el secreto está en el contenido

Si observamos los detalles de las características del Kindle Fire nos topamos con la idea de ser un tablet Android que juega en la segunda división de la liga de los tablets.

Tiene buen procesador, pero la pantalla de 7 pulgadas multitáctil solo en dos zonas a la vez, ausencia de cámara, memoria interna limitada (8 GB) sin posibilidad de ampliación y no ser 3G, en combinación con una versión de Android por debajo de la HoneyComb (quizás 2.1 o 2.2) , lo situaría en otras circunstancias como un tablet pobre. Pero no estamos hablando de cualquier marca. Hablamos de Amazon.

kindle-fire-revistas.jpg

La confianza de Amazon en este tablet es tal que no teme que los rumores de un mejor modelo para principios del año que viene pueda hacer daño a las ventas de esta primera aventura que en el fondo no lo es, pues es la evolución lógica de sus libros electrónicos manteniendo la idea de contenedor de las compras que hacemos en sus tiendas.

Amazon también sabe que el modelo le funcionará porque no ha tenido reparo en romper con la línea que estaba siguiendo Android y prácticamente ha creado un sistema nuevo completamente controlado por ellos. Parece que se podrán instalar aplicaciones que añadamos al tablet nosotros mismos (no la tienda oficial de Android) pero las peculiaridades del modelo de Amazon hacen prácticamente inviable que alguien se moleste en colocar aplicaciones casadas con HoneyComb en un tablet en el que el funcionamiento de dichas aplicaciones está en entredicho.

La filosofía de consumo de contenido es clave en EEUU, donde Amazon ofrece casi 20 millones de películas, libros electrónicos, revistas, juegos, música y series de televisión, siendo de este modo una golosina irrechazable si eres cliente de Amazon y tienes 199 dólares. Precisamente esa dependencia de contenidos hace inviable su salida fuera de ese mercado. En países como España no soñemos con verlo hasta que tengamos las mismas posibilidades.

kindlesilk.jpg

Así que mejor no pensar en el Amazon Kindle Fire como un tablet al uso sino simplemente como un dispositivo sencillo en el que consumir contenido de Amazon, como ha sido el Kindle con los libros electrónicos.

Apple es especialista en ofrecer un producto hardware al que posteriormente busca contenido y te lo vende. Amazon hace justo lo contrario. Es un vendedor de contenidos y proporciona maneras asequibles de acceder a ellos con hardware muy apetecible y que funciona, aunque eso le suponga una pérdida de dinero en el cacharro.

Pensado para el hogar, no para el trabajo ni las aventuras

Consumir o crear, he ahí el dilema que persigue a los tablets desde que Apple marcara un nuevo camino con su iPad. La compañía de la manzana siempre ha defendido – y demostrado – que su tablet sirve tanto para consumir como para crear contenido, y en ello siguen esforzándose. Con un precio alto, similar al de los portátiles, hacer creer eso al consumidor es fundamental para que se animen a comprar y no vean el tablet como un accesorio sino como algo útil y con futuro.

145941-iwork_ipad_original.jpg

Amazon no ha planteado ninguna duda al respecto y su apuesta es directamente y sin tapujos la de consumir contenidos. Para ellos no hay tanta complicación. Tienen el contenido a raudales, usuarios que quieren consumirlo y encima colocan un tablet con un precio muy atractivo. Así no tienen casi que justificar su compra.

Sobre el entorno en el que se desenvuelven tanto el iPad – y otros tablets Android serios – como el nuevo Kindle Fire hay también diferencias.

La ausencia de 3G del modelo de Kindle presentado limita su funcionamiento al hogar, aunque sin renunciar a salir de casa. Sin embargo, a Amazon no le interesa. Apenas un cliente de email y un navegador avanzado que no deja indiferente a nadie y sobre el que apenas se ha detenido Amazon en la presentación conforman el arsenal de serie fuera del ocio para este nuevo tablet. Y no busques en la tienda Android porque no estará disponible. Solo la de Amazon los podrá ofrecer, pero no creo que haya mucho interés.

amazon-kindle-fire-cine.jpg

Si hay nuevas e interesantes aplicaciones serán para consumir contenido o jugar. Revistas, streaming de cine y series, juegos, información … todo en el Kindle Fire parece destinado a ser usado en el calor del hogar. Ahí es donde realmente tiene sentido.

“Ave” Amazon, los que van a sufrir te saludan

¿Y quién sufre con la salida al mercado del Amazon Kindle Fire? Pues Amazon ha repartido a cada uno un poco de su medicina.

En el caso de Apple no compite en el apartado hardware porque son ideas diferentes de tablet, como hemos comentado. Además su precio hace que no sea descabellado para un consumidor de Amazon hacerse con uno aunque tengas un iPad en casa. Pero el protagonismo de la compañía de la manzana en el campo de los contenidos baja enteros con el Kindle Fire. Si con el lector de libros electrónicos mantenía alejado a Apple de ese mercado con solvencia, ahora ha creado un tablet para que si piensas en un tablet consumidor de contenidos, tu apuesta sea su Fire y no un iPad. Para todo lo demás … a Amazon le da igual qué modelo elijas.

ko-aag-books_v166971925_.jpg

También sufren con este nuevo Kindle los Android baratos que precisamente se estaban usando para tareas multimedia. Ahora no pueden directamente competir en EEUU porque hay un nuevo protagonista que borda lo que apenas hacían regular esos modelos con Android por debajo de la versión 3.0.

¿Y los tablets con HoneyComb? Pues entre el mercado que posee el iPad de Apple, la apuesta por cerrar Android que ha hecho un protagonista que podría haber elevado el sistema operativo al cielo y que tienen que repartirse el pastel, les espera todavía un camino duro.

Y por último tenemos a Google, al que además de “cara de tonto” por lo que ha hecho Amazon con su Android, le debe de preocupar tres pasos adelante de Amazon con este Kindle Fire:

  • El uso de la nube de la propia empresa.
  • Lo bien que este mercado de contenidos sienta a los creadores. Y tener contenidos implica gustar a los creadores y distribuidores, y Google, al contrario que Amazon, no ha sido nunca del agrado de ese entorno.
  • El navegador Amazon Silk, que con su sistema de paso previo o caché por su servicio EC2 y a falta de conocer los detalles correspondientes a la privacidad del mismo, obtendrá el oro de nuestra era: información sobre el usuario y sus hábitos de navegación, que unido a los datos que ya posee de sus clientes, convierten a Amazon en una preocupación muy seria para Google.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios