Sigue a Xataka

ativ q hibrido

La transformación en el mercado de los ordenadores portátiles, con la aparición y la expansión de los equipos convertibles, ha provocado que algunos fabricantes hayan decidido apostar por integrar dos sistemas operativos con dual boot. El caso más reciente, que no el único, es el Samsung ATIV Q.

Aunque para algunos la propuesta es bastante atractiva, en Intel creen que este tipo de terminales no van a vender mucho. Al menos así lo aseguró Adam King, uno de los responsables de equipos portátiles y PCs, en las jornadas sobre investigación y desarrollo que están teniendo lugar estos días en San Francisco.

Sin elaborar mucho la afirmación, Adam cree que los dispositivos convertibles suponen una evolución más en los portátiles. Un cambio relativo ya que no se trata de su primera aparición sino de su consolidación en el mercado porque llevamos viendo fórmulas de este tipo durante años.

En el dispositivo per se, sí que ven mucho futuro: algo obvio si tenemos en cuenta que muchos de estos modelos llevan los procesadores Intel Core de cuarta generación. Sin embargo no cree que el dual boot sea una clave para vender muchos terminales.

La pregunta es ¿y por qué no? Tener la libertad de poder elegir entre dos no parece una mala opción, siempre y cuando la integración de ambos sistemas se haga bien y no acaben perjudicándose el uno al otro. Quizá quede como algo anecdótico al final pero no tiene mucho sentido cerrarse las puertas a una posibilidad así.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios