Compartir
Publicidad

Kanye West se une a la "cruzada" contra Spotify y Apple Music: su nuevo disco, sólo en TIDAL

Kanye West se une a la "cruzada" contra Spotify y Apple Music: su nuevo disco, sólo en TIDAL
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya casi un año llegaba TIDAL, un servicio de música en streaming parecido a Spotify pero con una diferencia fundamental: estaba apoyado por un grupo de artistas, con Jay-Z como dueño y principal embajador del mismo. Sin embargo, y pese a su lanzamiento con mucha fanfarria, la "burbuja" no tardó en explotar: parece que los usuarios no estaban muy dispuestos a abandonar sus alternativas de siempre para seguir a algunos cantantes.

Tras la crisis interna del servicio, y con el fin de empujarlo un poco, durante los últimos meses algunos cantantes han elegido la plataforma para publicar canciones antes que en otros sitios, pero la hora de la verdad ha llegado estos días: Kanye West aseguraba ayer que su nuevo disco, 'The Life of Pablo', tan sólo estará disponible en TIDAL, no en otras plataformas o tiendas. ¿El resultado? De momento un desastre para TIDAL...

Que un artista con 21 Grammys, 21 millones de discos vendidos y más de 100 millones de descargas digitales (cifras que publican en Citizen) escoja un sitio concreto para presentar su nuevo y esperado álbum parece, a priori, una gran noticia para ellos, ¿verdad? En el caso de TIDAL, parece que no tanto, ya que el lanzamiento se ha visto rodeado de polémica. Y no, no me refiero a los desvaríos de West en Twitter.

Un lanzamiento exclusivo que no iba a serlo

Kanye West Life Of Pablo 'Life of Pablo', el disco de la polémica

En un principio, estaba previsto que el nuevo disco de Kanye West viera la luz en TIDAL una semana antes que en el resto de tiendas y plataformas. La estrategia era similar a la que había seguido Rihanna con su nuevo disco unos días antes (aunque TIDAL se equivocó con ella, lo subió horas antes de tiempo y el disco se filtró antes de su presentación oficial, pero eso es otra historia) y permitir que los usuarios del servicio pudieran escucharlo (ya bien comprándolo o en streaming) antes que el resto.

Lo que sonaba bien sobre papel (y que llevó a que TIDAL se colocara número uno en descargas en la Apple Store en Estados Unidos (En España, mientras escribo estas líneas, no está en el top 200), pronto se convirtió en desastre: muchos usuarios que habían pagado por la compra digital del disco se quejaban amargamente de no haberlo recibido e, incluso, de haber recibido varios cobros en su tarjeta, en lugar de los 20 dólares que deberían haber pagado.

Al parecer, Kanye West cambió de opinión poco después del lanzamiento (¿?) y retiró la opción de descargar una copia digital en TIDAL, dejando tan sólo la posibilidad del streaming. Los fallos, según explicaba TIDAL más tarde, se debieron a este motivo y a que el propio sitio web del artista llegó a caerse en varias ocasiones, no permitiendo terminar la compra a varios afectados. En total, y según la plataforma, "menos de 4.000" usuarios se vieron afectados.

Primero ofrecía compra digital y streaming, después copia digital... dejando a miles de usuarios "colgados" y sin su copia adquirida

Unas horas después, TIDAL avisaba a los clientes que habían comprado el disco que recibirán su link "en los próximos días", asegurando que pueden escuchar "una versión parcial" del mismo en su servicio de streaming (sí, un disco inacabado). ¿Culpa de Kanye West por cambiar de opinión a última hora? ¿O es que alguien de TIDAL pensó que sería mejor ganar suscripciones, aunque sean gratuitas durante el primer mes, de cara a conseguir potenciales usuarios de pago de cara al mes siguiente?

Sólo en TIDAL

Al cantante no parecieron importarle los problemas de distribución: West anunciaba ayer su forma de parecer con varios tweets alabando el servicio de TIDAL y asegurando que su disco no se venderá en ningún otro sitio, ni dentro de una semana ni nunca. Quien quiera escucharlo, tiene que suscribirse a TIDAL. Además, anunciaba que otras canciones de sus futuros proyectos estarían también exclusivamente en dicho servicio.

"Mi disco nunca nunca nunca estará en Apple. Y nunca estará a la venta... Sólo lo podrás conseguir en Tidal" (Kanye West)

Aunque está por ver si esto es real o fruto de un "calentón" twittero (a fin de cuentas estamos hablando de un cantante que no se aclara con el lanzamiento de su propio disco...), Kanye West forma parte de los "Tidal 16", como se conoce al grupo de artistas que han participado económicamente y poniendo su imagen al servicio de mismo nombre.

Renunciar al streaming en Spotify no es algo nuevo entre artistas de primer nivel (célebre es el caso de Taylor Swift), que se quejan de perder el control de su música y no cobrar lo suficiente. De ahí el lanzamiento de TIDAL, según ellos. Apple Music también ha tenido su pequeña pelea con algunos de ellos, aunque parece estar ya solucionado. Lo que sí sería sorprendente es que West renunciara a la venta física o a la venta digital a través de iTunes y otras tiendas online. Veremos si mantiene su palabra.

¿Lo que TIDAL necesitaba?

Si esto beneficia o no a TIDAL está todavía por ver. Sí, su aplicación está número uno en descargas y posiblemente hayan conseguido numerosas suscripciones al streaming (una pena que no ofrezcan estadísticas para saberlo con certeza), pero está por ver cuántas de ellas se mantienen más allá del primer mes gratuito.

Las últimas cifras que tenemos se remontan a octubre, cuando Jay Z aseguró que TIDAL había superado el millón de suscriptores. Estadísticas bastante pobres si tenemos en cuenta que, cuando lo compró, el servicio ya tenía 700.000. En comparación, Apple Music ya tiene más de 11 millones de usuarios de pago. Spotify, en cambio, presumía el pasado verano de haber llegado a los 75 millones de usuarios activos, siendo 20 millones de ellos clientes de pago.

Luego está el asunto de la exclusividad, que ya daría para todo un artículo aparte. ¿De verdad es bueno para el artista y para sus seguidores el imponer el uso de una plataforma sobre el resto? Es algo que estamos acostumbrados a ver dentro del sector del vídeo bajo demanda con algunas producciones propias o estrenos exclusivos (con matices: una vez pasa la exclusiva, algunos títulos se licencian a otras plataformas), pero lo cierto es que no es algo habitual en los servicios de audio.

Kanye West

De momento, y por si alguien lo dudaba, las copias del disco no han tardado en aparecer en los "canales habituales". ¿Ha influido en ello el hecho de que tan sólo se pueda escuchar en TIDAL? Pues todavía es pronto para decirlo, pero seguramente no haya ayudado. A fin de cuentas, el dar su tarjeta de crédito (porque el primer mes gratuito, sí, pero te piden tarjeta para cobrarte los siguientes si no anulas) a un servicio que no deseas usar por elección propia no es algo que todo el mundo esté dispuesto a hacer, por muy fan de Kanye West que sea.

Imagen de portada | rodrigoferrari
En Xataka | Tidal y el streaming de música en alta definición llegan a España (y lo hemos probado)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos