Sigue a Xataka

Drone X47B

Diversas organizaciones pro derechos humanos entre las que se encuentran la ONG Human Rights Watch y la Asociación en defensa de los derechos humanos de la Facultad de Derecho de Harvard han redactado un documento en el que se solicita un acuerdo internacional para prohibir el uso de armas autónomas.

Lo que piden estas asociaciones exactamente es que se prohíba el uso de máquinas que, con fines bélicos o de seguridad, sean capaces de atacar personas sin la intervención directa de otros seres humanos. Los que hemos crecido viendo sagas como Terminator no podemos evitar pensar en espectaculares androides con gafas de sol disparando escopetas pesadas, pero lo cierto es que el informe de Human Rights Watch tiene su sentido.

Estados Unidos, por ejemplo, cuenta ya con aeronaves bélicas capaces de despegar y volar de forma totalmente autónoma como el X47B (en la foto). Igualmente, el ejército de ese país ha probado ya sobre el terreno diversos drones en conflictos bélicos como los de Irak, aunque de momento estos ingenios son controlados de forma remota por soldados. Otros países como Corea del Sur desarrollan ya tecnologías armamentísticas similares.

Según Human Rights Watch, las probabilidades de que un sistema de este tipo quede fuera de control son lo suficientemente altas como para que la prudencia dicte una prohibición preventiva. A estas alturas, el texto de estas organizaciones quizá suene un poco exagerado, pero cuando se trata de armas, ninguna precaución es poca, sobre todo si esas armas deciden ponerse a pensar por su cuenta y deciden que no les gustamos.

Vía | Phys.org

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios