Síguenos

Evolva Ironman

El pequeño robot Evolta, desarrollado por Panasonic, acaba de completar con éxito una de las pruebas deportivas más duras del planeta, el Ironman de Hawaii, compuesto de 230 kilómetros repartidos en tres pruebas consecutivas de natación, ciclismo y athletismo.

Con la pequeña envergadura del Evolta, nadie esperaba un récord mundial. Con sólo una décima parte del tamaño humano, sus creadores calculaban que necesitara 10 veces más tiempo que una persona. Así ha sido, pero el rendimiento de este diminuto Ironman ha sido mejor de lo esperado.

Evolta ha logrado terminar la prueba de 3.8 kilómetros de natación en 5 horas y 36 minutos. Los 180 kilómetros en bici se le han atragantado un poco más, con 97 horas y 42 minutos de tiempo final. La parte de correr se ha saldado con 63 horas y 38 minutos para sus 42 kilómetros. La marca final del Ironman para este benjamín de los robots ha sido de casi 167 horas.

El robot ha necesitado de tres carcasas especiales para poder completar la hazaña de manera apropiada. A su llegada, Evolta ha sido recibido por el Doctor Tomotaka Takahashi, su diseñador, una de las principales autoridades en robótica de Japón y fundador del Think Tank Robo Garage.

En contra de lo que podría parecer, este evento no va de robótica, sino de baterías. Evolta es un poco la contrapartida nipona al conejito de Duracell. Se alimenta de dos pilas AA desarrolladas por Panasonic de las que es el principal abanderado. Para completar el IronMan sólo ha hecho falta cambiar estas pilas tres veces.

Aparte de demostrar la potencia de sus baterías y de hacerse un poco de autobombo, las pruebas del Evolta sirven para comprobar que una buena gestión de la energía puede hacer maravillas. Ojalá tomarán ejemplo los móviles.

Vía | Engadget
Más información | Evolta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios