Sigue a Xataka

Pioneer CDJ-2000

La semana pasada Pioneer presentó en Ibiza el Pioneer CDJ-2000, su nuevo reproductor para DJs, heredero del CDJ-1000 MK3, y con el que quieren dar un salto evolutivo en el uso de este tipo de dispositivos a la hora de realizar sesiones en las discotecas, abrazando totalmente el mundo digital.

Aunque ya vimos cuáles son sus prestaciones, lo cierto es que un reproductor de este tipo resulta difícil de apreciar a no ser que lo tengamos delante, juguemos con él y comprobemos su funcionamiento real. En nuestro caso fue el DJ Dan Tate quien nos mostró el rendimiento que se le puede sacar.

Una vez hecho el salto al formato digital, podemos usar discos USB o tarjetas de memoria SD para llevar los temas que queremos pinchar. En el caso del Pioneer CDJ-2000 y gracias al sistema de conexión por Ethernet que incorpora podremos acceder a la música desde cualquiera de los cuatro dispositivos que se pueden conectar al mismo tiempo.

Pioneer CDJ-2000

Esto significa que desde uno de los reproductores podemos estar reproduciendo la música almacenada en la tarjeta SD conectada en otro, mientras en el otro hacemos lo propio con un disco USB conectado a un tercero. Para hacer esto es necesario que el sistema de navegación sea eficiente.

Aquí disponemos de cuatro botones para seleccionar la fuente de la música (Link, USB, SD y CD), que nos llevan al navegador que integra la pantalla a color del reproductor. En ella nos moveremos en un interfaz similar al del iPod, aunque para subir y bajar usaremos la rueda situada en un lateral de este.

Cuando encontremos las canciones podemos insertarlas en una especie de lista de reproducción o de “favoritos” para tener un rápido acceso a ellas. Si tenemos gran cantidad de música, la navegación alfabética nos ayudará a ir más rápido, igual que su sistema de búsqueda.

Pioneer CDJ-2000

La escritura en este último es curiosa, ya que utiliza el mismo interfaz que el de la “aguja virtual”, es decir, una barra táctil situada bajo la pantalla con la que podemos seleccionar la letra a escribir. Esta barra táctil es la que nos permite también movernos a cualquier punto del tema rápidamente.

Pero el uso del Pioneer CDJ-2000 cobra todo su sentido cuando pasamos primero las canciones por recordbox, un software para el ordenador con el que gestionar y analizar nuestra música. Este realiza la cuantización de las canciones, indicando los BPMs de cada una, marcando cada uno de los beats,... Desde él también podremos marcar cues, definir loops,...

Pioneer CDJ-2000

El reproductor conoce cada uno de los beats marcados en las canciones por recordbox, de forma que cuando queremos crear loops sobre la marcha o marcar cues desde él se ajusta al más cercano, para que no fallemos nunca. De este modo, crear loops es tan sencillo como indicarle de cuantos beats queremos que los haga.

Ciertamente, sin apenas conocer el mundo del DJ y de los reproductores de este tipo, el Pioneer CDJ-2000 me dejó bastante impresionado por sus posibilidades, aunque sin duda lo que me mostró su potencial fue la cara de los DJs profesionales que asistían a la presentación y se maravillaban con estas prestaciones. Si va enfocado a este tipo de usuarios, desde luego han conseguido un caballo ganador siempre que consigan convencer a las discotecas para que inviertan en varios aparatos de este precio.

Ver galería completa » Pioneer CDJ-2000 (4 fotos)

Más información | Pioneer CDJ-2000.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios