Compartir
Publicidad

La realidad virtual como herramienta para medir la actividad cerebral durante una cirugía

La realidad virtual como herramienta para medir la actividad cerebral durante una cirugía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año esperamos conocer las versiones finales de tres dispositivos de realidad virtual, mismos que han estado haciendo ruido en los últimos meses, Oculus, HTC y Sony serán los primeros en disputar la batalla en este campo que es prácticamente nuevo para todos. Pero la mayoría de nosotros, cuando escuchamos hablar de realidad virtual lo primero que nos llega a la cabeza son videojuegos, algunos otros pensarán en viajes virtuales o hasta en aplicaciones pensadas en la educación, pero nunca antes habíamos escuchado que pudiera servir como herramienta cerebral.

Conforme esta tecnología vaya avanzando encontremos nuevas implementaciones, y eso es lo que veremos hoy, ya que por primera vez la realidad virtual ha servido para "mapear" la actividad cerebral de un paciente durante una cirugía para extirpar un tumor.

La realidad virtual en el campo de la medicina

A finales del pasado mes de enero, un grupo de médicos y cirujanos del Hospital de la Universidad de Angers, al oeste de Francia, tomaron la decisión de usar un casco de realidad virtual como herramienta para monitorizar y mapear las conexiones neuronales de un paciente, mismo que se sometió a un intervención para extirpar un tumor que le había ocasionado la perdida de visión en uno de sus ojos.

En la mayoría de las cirugías cerebrales se acostumbra que el paciente esté consciente, esto con la intención de tener control sobre lo que el paciente ve y oye, además de ponerlo ante situaciones que permiten hacer pruebas de ciertas conexiones neuronales y reacciones cerebrales, pero en esta ocasión era complicado, el paciente sólo podía usar un ojo y eso no les permitía tener una visión completa de la actividad cerebral.

Brain

Al usar el casco de realidad virtual, los médicos utilizaron un entorno virtual sin un solo punto de enfoque, esto les permitía que el paciente pudiera usar su visión periférica, lo que activaba ciertas zonas del cerebro, con lo pudieron detectar la zona que afectaba a uno de los ojos, y así poder extirpar parte del tumor si dañar otras zonas.

El paciente ha recuperado la visión de forma completa y hasta este momento no ha presentado secuelas después de la cirugía. Gracias a esto, los médicos tienen previsto utilizar esta misma técnica en casos similares, donde se esté afectando la región cerebral que afecta a la vista.

Vía | AFP

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos