Compartir
Publicidad

No, NVIDIA no te está espiando con sus nuevos drivers y utilidades de telemetría

No, NVIDIA no te está espiando con sus nuevos drivers y utilidades de telemetría
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días aparecía una noticia según la cual NVIDIA parecía estar espiándonos con un nuevo sistema de telemetría integrado en la utilidad GeForce Experience que se ofrece como parte de la instalación de las nuevas versiones de sus drivers.

Ese sistema de telemetría, afirmaban algunos medios, se dedicaba a recolectar datos de nuestra actividad que luego NVIDIA podía utilizar de forma amplia. Un análisis de su funcionamiento no obstante parece dejar claro que los datos recolectados no violan la privacidad del usuario, así que la empresa —que además ha querido aclarar el asunto— no está haciendo nada sospechoso.

La polémica está servida

El debate se planteó hace un par de días: en Major Geeks aparecía un artículo en el que se indicaba cómo este sistema de telemetría era nuevo y no se aclaraba para qué se usaba, y además se indicaba cómo desactivar esas opciones.

Nvidia1

El debate en Reddit parecía afirmar que NVIDIA estaba recolectando datos personales que iban más allá de la información del uso de la tarjeta, algo que podría ser preocupante. Aunque la telemetría tiene fama de ser sinónimo de "espionaje" por ese tráfico de datos que se envían y se reciben constantemente con estas herramientas, la realidad es distinta.

El problema, como indicaban con cautela en ese artículo original, era el hecho de que hasta ahora esa recolección de datos no se había necesitado antes de esta forma. Además, añadían en dicho artículo, con los controladores se seguían instalando el NVIDIA Wireless Controller (solo válido si tenemos una tarjeta inalámbrica de NVIDIA, algo poco usual), y también los servicios ShadowPlay, que permiten capturar y grabar fotos y vídeos de partidas, algo que se el propio Windows 10 facilita desde su lanzamiento.

¿Qué está recolectando realmente NVIDIA?

Sin embargo un análisis más profundo de ese sistema demostraba que no había peligro alguno. En Gamers Nexus se estudió la transferencia de paquetes con la herramienta WireShark y allí quedó claro que la herramienta GeForce Experience —y no los controladores como tales— se conectaban a servidores de NVIDIA para, entre otras cosas, obtener las imágenes de los juegos que se mostraban en la utilidad.

Nvidia0

Además de eso se recolectaba información de nuestro ordenador: qué tipo de gráfica teníamos (marca y modelo), su frecuencia de funcionamiento, la marca y resolución de nuestra pantalla, las aplicaciones y juegos instalados, o las características de nuestra CPU, memoria o placa base.

Una de las diferencias fundamentales en el nuevo GeForce Experience 3.0 es el hecho de que ahora es necesario el registro de una cuenta de usuario para poder usarla, incluyendo el inicio de sesión para usar ShadowPlay.

NVIDIA aclara la situación

Los responsables de este análisis se ponían en contacto con la empresa para tratar de aclarar qué ocurría con esta nueva versión de esa utilidad. En respuesta, la propia NVIDIA indicaba lo siguiente respecto a los datos recolectados:

Gfe Capture Wireshark

GeForce Experience recolecta datos para mejorar la experiencia de la aplicación; aquí se incluyen informes de fallos y cuelgues y también información de sistema que se necesita para ofrecer los controladores adecuados y los ajustes óptimos. NVIDIA no comparte ninguna información identificable a nivel personal recolectada por la GeForce Experience con nadie fuera de nuestra compañía. NVIDIA puede compartir datos a nivel agregado con partners concretos, pero no comparte datos a nivel de usuario.

La naturaleza de la información compartida se mantiene consistente desde la presentación de GeForce Experience 1.0. El cambio en GeForce Experience 3.0 es para que la recolección de datos y los informes de errores se realicen ahora en tiempo real.

Esos "datos a nivel agregado" se refieren a datos que permiten sacar conclusiones globales, como por ejemplo, explicaba NVIDIA, el hecho de que haya 80 millones de usuarios de la utilidad GeForce Experience. Esta explicación concuerda con la política de privacidad que NVIDIA ofrece en su sitio web oficial.

Las conclusiones del análisis son claras: tanto los datos personales (de nuestro sistema) como los agregados son recolectados de forma razonable, y pueden ayudar a los desarrolladores por ejemplo a saber cómo juega la mayoría de sus usuarios. Como señalan los responsables del análisis aquí lógicamente hay que fiarse de NVIDIA y de que efectivamente esa recolección de datos personales y agregados se utiliza tal y como dicta su política de privacidad.

La preocupación por el asunto es por tanto exagerada, y si usáis gráficas de NVIDIA y os descargaís esa aplicación podéis estar razonablemente tranquilos, al menos si uno se fía de los citados términos de uso y políticas de privacidad de esta empresa.

En Xataka | Windows 10, privacidad y sacrificios

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos