Sigue a

ASUS Transformer

La “deconstrucción“ ha dado el salto de la cocina a la informática. El culpable no es otro que Windows 8, un sistema que ya os adelantamos que rompía con el pasado pensando en el futuro.

La feria Computex de este año está siendo un reflejo de esta idea de renovación del concepto de portátil. Seguro que ya no lo miras igual a partir de hoy.

En esta deconstrucción del portátil hay muchos ingredientes que han propiciado la receta de partida y que irá perfeccionándose con el tiempo: el boom de los tablets, el acercamiento de los sistemas operativos móviles a los de escritorio y la búsqueda de un equipo único con lo mejor de ambos mundos.

Y es que pudiendo hacer cada vez cosas más parecidas con un tablet y el portátil, las exigencias del consumidor son cada vez mayores y las marcas tratan de responder a esas necesidades que se están creando.

El alumno aventajado

La feria Computex 2012 será recordada por habernos dejado a un alumno aventajado en esta revolución del portátil.

La idea de portátil que se desprende de la pantalla no podía haberse implementado por otra compañía que no fuera ASUS. Suya es la idea de más calado para acercar el mundo tablet y el del ordenador gracias a su serie de tablets Transformer.

Transformer book abierto

Con la saga Transformer Book reinterpreta esa idea pero en vez de convirtiendo un tablet en ordenador, llevando el mundo tablet a un sistema completo con Windows 8. Esa idea de una informática modular, en la que creo que al final será el smatphone el ganador de la posición dominante, es el camino a seguir hasta que sistemas operativos de escritorio y móvil no se puedan distinguir.

En tierra de nadie y de todos

Con Windows 8 siendo un sistema que podríamos definir como híbrido (funcionalidades táctiles pero también tradicionales), era lógico que algunas marcas optaran por el camino más lógico: mantener la estructura de portátil clásico pero dándole funcionalidad táctil a la pantalla.

El nuevo Acer Aspire S7 se acoge a esa corriente y el resultado es bastante aceptable. Esta solución puede ser un paso intermedio interesante pero que no acoge casi nada del formato tablet más que la tecnología táctil.

Aspire S7 de Acer

Sí que se adapta a la idea de tablet la propuesa de Lenovo con su Yoga. Aquí la pantalla táctil no se despega del portátil pero se gira de modo clásico para convertirse en un tablet. De momento su pega hay que dársela al peso, pues con más de 1.5 kg pierde buena parte del atractivo de un tablet.

Lenovo Ideapad YOga

Poniendo todo sobre la mesa

Para no quedarse en tierra de nadie, la idea del ASUS Taichi ya es un triple salto mortal en la renovación de la idea de portátil.

En este equipo no solo se le ha dado una pantalla táctil al portátil, sino que se ha implementado en la propia carcasa manteniendo la clásica frente al teclado.

ASUS Taichi

La combinación despierta muchas dudas pero a la vez posibilidades si se consigue reducir su peso y el sistema operativo es capaz de manejar de forma eficiente y con cabeza las dos pantallas de este portátil.

En Xataka | Ser productivo con el tablet para que sea el primer dispositivo, espacio en espera de innovación.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios