Síguenos

Cisco E4200

La llegada de soluciones con soporte del nuevo estándar 802.11ac ha hecho que muchos fabricantes saquen al mercado soluciones conocidas como Dual Band. Esa “doble banda” hace referencia a la capacidad de transmitir en las bandas de 2,4 GHz y de 5 GHz.

Esa capacidad permite la convivencia del nuevo estándar con los que ya existían en el mercado, y además facilitará la transición a soluciones 802.11ac en este periodo en el que unas redes WiFi y otras estarán disponibles al mismo tiempo.

Problemas por las bandas

Y no hablamos de fútbol, claro está. La banda de los 2,4 GHz se ha aprovechado quizás de forma exagerada. No solo la usan los estándares 802.11b y 802.11g, que solo pueden funcionar en esta banda de frecuencias, sino que además es utilizada por decenas de soluciones de electrónica domésticas.

Bandas de frecuencia

Los tres canales no superpuestos de los que dispone esta banda están ocupados por las transmisiones en esas redes inalámbricas, pero también por otros puntos de acceso, hornos microondas, teléfonos inalámbricos, dispositivos Bluetooth, etc. Eso provoca un entorno lleno de ruidos e interferencias que consigue degradar el rendimiento de las redes.

Otra de las limitaciones de esta banda es el hecho de que las redes WiFi 802.11n están divididas en canales de 20 MHz con espacio para cuatro canales no solapables entre sí, aunque podemos combinar un máximo de dos canales para obtener un canal de 40 MHz que ofrece mayor ancho de banda.

Todas esas limitaciones desaparecen en el estándar 802.11ac, que para empezar es capaz de alcanzar máximos de transferencia de 1,3 Gbps, lo que lo equipara (e incluso, supera) con redes Gigabit Ethernet en condiciones ideales. Por supuesto, conseguir estas ideales tanto en entornos alámbricos como inalámbricos es complicado, pero las tasas de transferencia son excelentes.

Además, la banda de frecuencias de los 5 GHz está mucho menos saturada: de momento solo este estándar hace uso de esa banda, y aunque obviamente pueda haber condiciones de saturación en el futuro, todas sus prestaciones apuntan a que su capacidad en este sentido es mucho mayor que la de las actuales tecnologías WiFi.

Por último, en el entorno de los 5 GHz contamos con 19 canales que se pueden combinar no solo de 2 en 2, sino que podremos unir cuatro e incluso ocho canales, lo que resultaría en un canal (respectivamente) de 80 o 160 MHz. Esos canales permiten incrementar de forma radical el ancho de banda disponible por conexión.

Dos tipos de routers Dual Band

Las ventajas de la conectividad 802.11ac han hecho que muchos fabricantes comiencen a integrarla, pero sin olvidar desde luego la relevancia y popularidad de las redes 802.11n que son el estándar de facto en la industria y en el usuario final.

Modos Dual Band

Los routers Dual Band han aparecido precisamente para solventar ese problema y facilitan que en un hogar o una empresa los usuarios puedan conectarse a una u otra banda de forma indistinta si sus dispositivos las soportan.

Actualmente hay dos tipos de enrutadores Dual Band en el mercado:

  • Dual Band Simultánea: ofrece el doble de ancho de banda y crea redes WiFi independientes, por ejemplo para juegos y para streaming de vídeo. Esto permite evitar interferencias entre estas redes, y ambas operan de forma simultánea.
  • DUal Band Seleccionable: en este caso disponemos del mismo ancho de banda que un router que funciona con una sola banda. También se crea una única red WiFi para todos los dispositivos, y esa red está algo más saturada, pudiendo en cualquier momento el usuario elegir una u otra.

La descripción lo deja claro: los routers que funcionan en modo Dual Band Simultáneo son mucho más atractivos para el usuario, proporcionando más flexibilidad y generando dos redes dedicadas totalmente distintas a las que los usuarios se pueden conectar indistintamente.

¿Es pronto para apostar por 802.11ac?

En absoluto: el borrador actual está muy cerca de convertirse en la versión final a falta de que se resuelvan pequeñas incompatibilidades con los estándares WiFi más antiguos. El único problema actual es la falta de adaptadores para PCs, portátiles, tablets o smartphones, pero eso está comenzando a resolverse y en los próximos meses veremos como muchos más dispositivos ofrecen soporte 802.11ac.

Logo 802.11ac

Hay otros factores a considerar, por ejemplo: los amantes de los firmwares personalizados para sus routers también están de enhorabuena en este sentido, porque soluciones como DD-WRT ofrecen compatibilidad con algunos de los nuevos modelos Dual Band. El Cisco Linksys E4200 es un buen ejemplo, aunque hay otras, como el Asus RT-N66U que también da soporte a este firmware.

La conclusión es clara: si estáis pensando en actualizar vuestro router, tened muy en cuenta las opciones Dual Band, que os garantizarán poder aprovechar las múltiples ventajas de la conectividad 802.11ac y que tienen visos de convertirse en productos extremadamente populares en el mercado.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios