Compartir
Publicidad

HP quiere ganar la batalla a los cartuchos compatibles con sus nuevas tintas pigmentadas

HP quiere ganar la batalla a los cartuchos compatibles con sus nuevas tintas pigmentadas
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece mentira que uno se compre cartuchos de tinta para impresora con tanta alegría y no recapacite a menudo sobre el hecho de que el coste de las tintas "oficiales" es el doble de lo que costaría la prestigiosa Chanel Nº 5. Sin embargo a los fabricantes les asolan productos baratos de la competencia y cartuchos compatibles contra los que lógicamente los fabricantes luchan con todo tipo de argucias.

HP ha sido la última en reaccionar con el lanzamiento de una nueva gama de impresoras que hacen uso de cartuchos propietarios de tintas pigmentadas que según el fabricante ofrecen ventajas relevantes por la velocidad y calidad de la impresión pero que de nuevo vuelven a mostrar las intenciones ocultas de este (y otros) fabricante de impresoras: si quieres imprimir, hazlo con mis cartuchos, porque no podrás hacerlo con otros.

Una interesante alternativa a las láser... con letra pequeña

El que suscribe sufrió recientemente un caso agudo de incompatibilidad con soportes de la competencia -en mi caso, un tóner para una impresora láser de Samsung- así que sé bien de qué pie cojean unas empresas que añaden todo tipo de sistemas para evitar que un usuario pueda ahorrarse unos euros a la hora de imprimir sus fotos o sus documentos.

Impresorashp

En HP indican que la nueva tinta pigmentada que es protagonista en estos modelos para la oficina estaba hasta ahora reservada a la impresión industrial, y que esas ventajas por fin son accesibles a usuarios profesionales. La velocidad -75 ppm en modo estándar, 50 en modo de alta calidad- es una de ellas, pero según HP el coste es también inferior al que ofrecen las impresoras láser monocromas o en color. Otra ventaja de estas tintas es su mayor resistencia al agua y a la luz, pero por ejemplo con las tintas convencionales se logran colores más vivos, y ese enfoque profesional parece que no las hace las ideales para la impresión de fotos, por ejemplo.

Larry Tracy, responsable de este lanzamiento en HP, explicaba cómo el coste por página es de 1 centavo de dólar en monocromo y de 6 centavos en color, lo que supondría la mitad del coste por página de las impresoras láser -que suele ser a su vez significativamente inferior al de las impresoras de tinta tradicionales-. Aquí evidentemente los costes son muy variados y dependen tanto de la impresora como del cartucho y tóner que utiliza y la calidad a la que imprimimos el documento o imagen.

Las HP PageWide Enterprise Color MFP 586 y 556 llegarán al mercado en mayo a un precio de 1.999 y 749 dólares respectivamente, mientras que modelos como el HP PageWide Pro 552dw y 577dw (70 páginas por minuto) parten de los 699 dólares. A esa gama le acompaña la de las HP PageWidePro 400 (55 páginas por minuto), a partir de los 400 dólares, y las HP PageWide 300, que llegarán algo más tarde, en junio, y de las que no se ha confirmado el precio.

Queda por ver si los fabricantes de cartuchos compatibles logran replicar la fórmula propietaria de HP para lograr ofrecer esos repuestos a los usuarios. Ya ha ocurrido con otras tecnologías de impresión, pero veremos si como en otros casos aparecen formas de salir de esos ecosistemas cerrados que tratan de imponer todos los fabricantes de impresoras.

Vía | PC World
En Xataka | El precio de la tinta de impresora, ese gran desconocido

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos