Sigue a

CPD BBVA

Los CPD o Centros de Procesos de datos son la punta de lanza de cualquier servicio electrónico actual, desde bancos hasta operadores de telefonía o empresas de internet. Esta semana hemos tenido la oportunidad de visitar el CPD que BBVA acaba de inaugurar en Tres Cantos, Madrid.

Hasta que Telefónica termine su propio nuevo centro, actualmente en construcción, el edificio de BBVA es el más moderno de Europa, un cerebro en cuyas profundidades pueden vivir hasta 10.000 procesadores de la nueva serie empresarial Intel Xeon.

CPD BBVA

Cuando se construye uno de estos edificios, el principal objetivo es garantizar la continuidad del servicio en cualquier circunstancia. El CPD de BBVA en Tres Cantos ha sido el primero de Europa en obtener la certificación Tier IV, un proceso de homologación que consta de 38 duras pruebas de resistencia para los equipos y la instalación. Una de estas pruebas, por ejemplo, consiste nada menos que en llenar la sala de servidores con estufas a plena potencia para testear la capacidad del edificio para disipar el calor.

CPD BBVA

Nuestro viaje comienza en la sala de control, un espacio a media luz con capacidad para hasta 45 operadores. Un Videowall de 32.5 metros cuadrados y más de 50 millones de píxeles se encarga de mostrar la información básica sobre distintas operaciones. En esta zona está prohibido sacar fotos por la información confidencial que transita por las pantallas.

De la sala de operadores pasamos a la de ordenadores. Se trata de un espacio diáfano sostenido por una falsa cubierta que evita el uso de columnas. A lo largo y ancho de sus 1.500 metros cuadrados podemos encontrar todo tipo de servidores de varias generaciones. Un detalle interesante es que todos los cables que conectan los equipos no discurren bajo el suelo, sino en raíles colgados del techo y separados por colores en función de si son de fibra o convencionales.

CPD BBVA

Esta disposición permite, por un lado, acceder más cómodamente al cableado. Por el otro, crea un espacio diáfano de 1.40 metros de altura bajo la sala que se utiliza para canalizar la refrigeración. El sistema aprovecha el frío del exterior para optimizar el enfriado y, a su vez, emplea el calor generado por los equipos para calentar el edificio. La sala está separada en pasillos calientes que disipan hacia arriba y pasillos fríos en los que al aire entra desde rejillas en el suelo. Os podemos asegurar que estos últimos no tienen nada que envidiar a los pasillos de refrigerados de algunos supermercados.

Conviviendo con switches, servidores blade y armarios de almacenamiento, la sala de ordenadores está siendo equipada con los nuevos procesadores Intel Xeon E5-2600. Esta nueva familia mejora los tiempos de latencia en un 30% al incorporar controladores en el propio chip y reduce el consumo hasta en un 50%. La familia Xeon permite hasta 8 núcleos por procesador y una memoria total del sistema de hasta 768GB, una potencia necesaria para mantener millones de operaciones simultáneas, en este caso bancarias.

Electricidad asegurada

El edificio cuenta con dos acometidas independientes de alta tensión y una tercera de media tensión que alimentan una subestación eléctrica propia capaz de dar electricidad a un pueblo de 3.500 hogares. En caso de que el suministro fallase por partida triple, el edificio cuenta con un sistema redundante para garantizar el suministro.

CPD BBVA

Salimos de la sala de ordenadores y bajamos varios pisos hasta la sala de generadores. Aquí encontramos ocho grupos electrógenos (el doble de los necesarios). Unas baterías cargadas permiten mantener el sistema con vida 20 segundos, que es el tiempo que tardan en arrancar los generadores de Gasoil. Con 240.000 litros de combustible, estos motores del tamaño de camiones podrían mantener el CPD funcionando a pleno rendimiento durante 96 horas.

CPD BBVA

La sala de generadores también cuenta con un circuito de refrigeración adicional mediante agua a 4 grados para emergencias. En caso de incendio, un sistema de aspersores por nebulización permitirían controlar las llamas sin perjudicar a los equipos.

Volvemos a la suprficie con la sensación de haber viajado en el tiempo. El CPD de Tres Cantos es el primero de cuatro centros, dos en Madrid y dos en México, que controlarán todas las operaciones mundiales del banco. Si BBVA necesita de toda esta tecnología para funcionar, no podemos imaginar lo que nos espera cuando Movistar, cuya necesidad de gestionar datos es mucho mayor, ponga en marcha su CPD Tier IV en Madrid. Estaremos al tanto por si también nos dejan colarnos en sus profundidades.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios