Compartir
Publicidad

¿Una versión 3D semidesnuda de nosotros mismos? Con la impresión 3D (casi) todo es posible

¿Una versión 3D semidesnuda de nosotros mismos? Con la impresión 3D (casi) todo es posible
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos hablado de que la impresión 3D nos ha ido abriendo un mundo de posibilidades infinitas, su uso va desde aplicaciones médicas, hasta el entretenimiento, pasando por proyectos titánicos e increíbles. Pero ahora vemos que a alguien se le ha ocurrido darle un uso más de ocio, donde de paso se podrá alimentar el ego de las personas.

La tienda británica Firebox ha lanzado un nuevo y extraño servicio, que nos ofrece la posibilidad de tener nuestro rostro en un cuerpo semidesnudo de una figurita impresa en 3D. Sí, es real, y los encargados del proyecto ya han mencionado que a poco más de 24 horas de haber lanzado el servicio, tienen una demanda de casi 200.000 figuritas 3D, así que pinta para ser un éxito.

Para el narcisista que todos llevamos dentro

El servicio lleva por nombre Nudee y sus creadores mencionan que se trata del último accesorio narcisista, que podría servir tanto para un regalo, como para tenerlo en nuestros escritorios, aunque la verdad no imagino una oficina que sea capaz de recibirnos con tremenda sorpresa.

El servicio nos ofrecerá la opción de elegir entre seis tipos de cuerpos, tres masculinos y tres femeninos, que cubren complexiones delgada, musculosa y curvilínea, además de que se puede escoger la tonalidad de la piel. Aquí sólo se nos pide enviar un selfie frontal y otro de perfil, y así digitalizarán nuestro rostro y lo imprimirán en el cuerpo que hayamos elegido.

Nudee 01

Después de enviar nuestros selfies, recibiéremos en un lapso de unas cuatro semanas una figura en plástico de casi 20 centímetros de alto, su precio es de 213 dólares, y lamentablemente (o afortunadamente) el servicio sólo está disponible para el Reino Unido. Hay que aclarar (por si no se habían dado cuenta) que las figuras no tendrán nuestro cuerpo real, las opciones son las mismas para todos los modelos, la única variante es el rostro, lo que se vuelve una especie de selfie impresa en 3D, pero con un cuerpo que le da un valor hasta cierto punto cómico y divertido.

La idea de tener una pequeña figura de plástico de nosotros mismos no es nueva, ya que existen sitios especializados que nos pueden transformar en figuras de acción, pero se trata de versiones inspiradas en nosotros, por ello Nudee es el primer servicio que nos ofrece una figura digital basada en nuestro aspecto, aunque por el momento sólo sea el rostro.

Más información | Firebox
En Xataka | La impresión 3D ya no es tan protagonista en el CES, pero eso solo demuestra que está más madura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos