Sigue a

sudor

En deporte, el tejido que no deja pasar el agua pero a la vez es capaz de dejar salir la que nosotros generamos es muy apreciado. Y ya hay soluciones funcionales. Pero se puede ir un poco más allá.

Científicos de la Universidad de California han conseguido un efecto de sudor en la superficie exterior de un tejido. Lo mejor de este avance es que la técnica se puede aplicar en los procesos de fabricación actuales de forma sencilla, pues no lleva aparejada ninguna técnica especial, con lo que el coste e implementación no debería ser un problema en principio.

Control sobre cuando suda el tejido

Prueba sudor artificial

El sudor de nuestro cuerpo pasa a la superficie interna del tejido como hace habitualmente, pero el nuevo material deja pasar esas gotas transportándolas por fibras especiales y las “refleja” en su superficie, al igual que haría nuestra piel.

Esa acción de sudor artificial se mantiene continuamente, esté o no empapado completamente el material conductor de la humedad, algo que lo diferencia de materiales actuales. Además, se puede jugar con esas fibras mediante su cosido para determinar en qué condiciones se inicia o detiene el efecto de sudor artificial.

Y por supuesto que la parte interna y nuestra piel permanecen secas, que al final es el objetivo número uno de este tipo de materiales transpirables.

Imagen | VoxEFX.
Más información | UCDavids.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios