Síguenos

Minority Report

Aún estamos muy lejos del futuro imaginado en Minority Report, pero los cuerpos de seguridad muy bien podrían disponer en unos años de una nueva herramienta de software pre-crimen si las investigaciones de Marco Musolesi llegan a buen puerto.

Musolesi lleva tiempo tratando de desarrollar un algoritmo capaz de predecir posibles escenarios de un crimen mediante el rastreo de las señales GPS y otros datos provenientes de los teléfonos móviles.

El investigador ha publicado un reciente artículo en la Universidad de Birmingham en el que explica como su algoritmo es capaz de detectar patrones y predecir los movimientos de un grupo de 25 voluntarios mediante rastreo GPS y análisis de los datos relativos a qué contactos realiza llamadas o envía mensajes.

Mediante este procedimiento, el algoritmo es capaz de detectar hacia donde se dirige el sujeto con una precisión de 20 metros cuadrados. Si sólo utiliza las mediciones del GPS, la precisión cae hasta 1.000 metros cuadrados.

La idea de Musolesi es perfeccionar su algoritmo para ayudar a la policía a predecir cuando un deliencuente fichado o en seguimiento realiza un movimiento sospechoso que pudiera significar que esta a punto de cometer un delito.

Para rastrear el móvil de personas sospechosas ni siquiera es necesario intervenir sus terminales ya que, aunque el GPS estuviera desactivado, su posición puede ser triangulada a partir de la señal de las antenas de telefonía en la zona.

El proyecto de Musolesi no es el único que utiliza minería de datos para intentar predecir delitos. Facebook, por poner un ejemplo cercano, ya utiliza algoritmos que tratan de destapar a usuarios fraudulentos y potenciales agresores sexuales mediante el análisis de palabras clave en sus chats contrastadas con la edad de los usuarios.

Vía | Forbes
Más información | Universidad de Birmingham

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios