Sigue a Xataka

Una de las primeras tendencias para el 2009 que apuntamos fue la evolución de los ultraportátiles y un asentamiento entre el gran público. La segunda de las tendencias a las que vamos a echar un ojo comparte algunas características en común con la primera.

Hablamos del libro electrónico, una tecnología que lleva un tiempo con nosotros, pero que todavía no ha conseguido imponerse en el mercado, aunque este próximo año podría ser cuando lo consiga, cuando las dificultades con las que se encuentra en el mercado español se empiezan a disipar un poco.

Libros electrónicos

El libro electrónico es un dispositivo que me provoca sentimientos encontrados. Como ávido lector y amante de los libros tradicionales he de reconocer que me encanta tener estanterías llenas de ellos, tocarlos, seleccionar entre ellos cual voy a leer,...

Pero como apasionado de los gadgets, el libro electrónico me fascina por la posibilidad de llevar encima toda una biblioteca, decenas o cientos de libros disponibles sin apenas cargar peso. También me ahorraría el espacio ocupado en casa por los libros, el cual me iría muy bien para otras tareas.

Pero el libro electrónico tiene un problema en España: la falta de un catálogo de títulos en el formato adecuado. Las editoriales y distribuidoras no han apostado por el formato digital para los libros, por lo cual la cantidad de títulos disponibles no es muy elevada. Siempre podemos recurrir a las redes de descarga, pero mientras en música es posible encontrar casi cualquier cosa, con los libros la tarea no es tan sencilla.

Tampoco es que la cantidad de dispositivos a la venta sea muy elevada ni dispongan de una amplia red de distribución. Mientras que en tiendas online es sencillo encontrar diversos modelos de libro electrónico, en tiendas físicas la distribución está algo más limitada.

El Cybook, con un precio de 280 euros, y el iLiad Book Edition, con un precio de 599 euros y pantalla táctil de 8 pulgadas, pueden encontrarse en las tiendas Mediamarkt y Saturn.

El Sony Reader, siendo uno de los más veteranos en este campo, todavía no ha sido lanzado de forma oficial en España. Se espera que para verano el fabricante japonés se decida a hacerlo, coincidiendo con el momento en que los grandes editores empiecen a tener disponible su catálogo en formato electrónico.

La opción española es el Papyre, el cual ya estuvimos probando en Xataka y del que hicimos un vídeo para que vierais su funcionamiento.

La idea de estos es poder vender sus libros electrónicos con un modelo similar al que tienen ahora. Los distribuidores serán prácticamente los mismos, apostándose por las página de FNAC, el Corte Inglés y la Casa del Libro como los primeros en ofrecer sus títulos. Las editoras no parece que quieran lanzarse a la aventura de ofrecerlos directamente y prefieren pasar por el distribuidor.

Una de las causas del retraso en tener disponible el catálogo en formato electrónico ha sido que los derechos y royalties no están definidos en la gran mayoría de casos, y hay que renegociarlos con los autores. Igualmente, en España se aplica una política de precio fijo para los libros y habrá que ver como afecta al formato electrónico de estos.

El precio será, otra vez, uno de los factores más importantes para su posible triunfo. Si las ediciones digitales cuestan lo mismo o más que las correspondientes ediciones físicas (como muchos nos tememos, no sería la primera vez que sucede) es evidente que el libro electrónico nunca conseguirá triunfar.

Si los precios se reducen de forma considerable, algo que sería lo más lógico, teniendo en cuenta que el coste de producción baja sensiblemente, se convertirán en un producto más llamativo, que conllevará la compra de más lectores y, por tanto, también la reducción de precio de estos, que ahora son considerados un poco caros por muchos usuarios.

Nos quedamos pues con la idea de que el libro electrónico será una de las tendencias del 2009, aunque más como algo de lo que se hablará bastante que como algo que vaya a triunfar en el mercado, pues esto todavía está bastante en el aire. Dependerá de las políticas de editores, distribuidores y autores el conseguirlo.

Más información | El Periódico.
Más información | Leer-e.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios