Sigue a

rfid logo chip.png


Tras comentar varias noticias relacionadas con la tecnología RFID y que ha gustado bastante a los lectores, estamos estos días atentos a noticias interesantes sobre aplicaciones de la misma, como la que te traemos esta mañana y que está relacionada con el tráfico en las grandes ciudades.

Como muchos sabréis, en Londres, el control de acceso con vehículos particulares en el centro está desde hace un tiempo limitado mediante un peaje. Esto ha hecho reducir el volumen de tráfico en esa zona de 20 Km cuadrados del centro de la ciudad en un 30 por ciento, aumentando el número de personas que usan el transporte público y las motocicletas. Sin embargo, instalar todo el dispositivo les ha costado más de 300 millones de euros, pues cuando lo instalaron decidieron apostar por un sistema de más de 800 cámaras que controlaran el acceso y pago del peaje.

Desde 2004 Lisboa también hace uso de este sistema de control de acceso al centro de la ciudad.

Pues bien, ahora ha sido Estocolmo la que ha comenzado un periodo de pruebas pero han decidido usar la tecnología RFID para reducir gastos en el control del acceso, tecnología aportada por la compañía IBM.

El sistema de peaje es el mayor en Europa que hace uso de la identificación y control por radiofrecuencia. La tecnología utilizada permite a la ciudad aplicar tarifas que varían en función de la hora del día y al ciudadano tener un acceso directo a su cuenta de gastos, todo ello de manera casi instantánea.

trafico imagen.jpg

El sistema aplicado, que ya lleva un mes en funcionamiento, ha logrado reducir el tráfico en un 25% y ha incrementado el uso del transporte público en 40.000 usuarios más cada día. A partir del 17 de septiembre, cuando termine la prueba piloto, los ciudadanos decidirán en referéndum si será utilizado de forma definitiva.

El funcionamiento del sistema aplicado por IBM funciona de la siguiente manera:

  • Los conductores que acceden al centro de Estocolmo no se encuentran barreras de paso sino un sistema de cámaras y sensores que identifican su vehículo.
  • Ellos llevan un dispositivo con tecnología RFID que identifica el coche cuando pasa por los puntos de control y de forma inmediata y a través de Internet se le carga el importe del peaje aplicando una tarifa que varía en función de la hora del día.
  • Los coches que no llevan este sistema quedan identificados por las cámaras y posteriormente tienen que realizar el pago del peaje en bancos o establecimientos autorizados.
  • El sistema por identificación gracias a la tecnología RFID no ha sufrido fallos y ha estado desde el primer día operativo.

¿Te parece una buena opción para controlar el tráfico en zonas donde se debería usar más el transporte público?

Vía | RFID Spain.
Más información | IBM.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios