Sigue a Xataka

datacenter.jpg

Con equipos electrónicos cada vez más demandantes de energía y más derrochadores de calor, básicamente porque hay más por todos lados, la industria gira por caminos muy originales pero sensatos. La clave es que si hay que consumir más energía y estamos avanzando por terrenos que buscan precisamente lo contrario, al menos aprovechemos todo lo que podamos ese calor que nos generan nuestros equipos, por ejemplo.

¿No has tenido la sensación de que en invierno, la habitación del ordenador y otros equipos electrónicos permanecía más caliente que otras estancias de tu casa o lugar de trabajo? Pues las empresas de datacenters, que sienten vivir en un horno, ya están planteándose estrategias inteligentes para ahorrar energía o al menos aprovechar la que desperdician.

Por un lado surge la necesidad de aliviar el calor de los propios equipos con sistemas de aire acondicionado que consumen una cantidad extraordinaria de energía. La solución parece que podría venir por mudar esos grandes equipos a lugares más fríos donde se pueda aprovechar el aire frío natural para refrigerarlos sin excesivo coste ni consumo energético. Islandia podría ser uno de esos paraísos de la eficiencia energética.

Por otro lado tenemos el problema del calor generado. En el caso de los datacenters es mucho, por lo que también se está pensado en aprovechar ese calor para calentar el agua de piscinas climatizadas. En Suiza lo están haciendo. El coste puede ser más alto al principio, pero el beneficio a largo plazo es positivo para para la empresa y el medio ambiente.

Vía | EnriqueDans.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios