Sigue a

Sony P

Hablar del CES es hablar de las principales novedades en el sector de la electrónica de consumo. Sin embargo, en el centro de convenciones de las Vegas hay actividades alternativas a los cientos de stands y productos que cubren la mayor parte de la superficie de la feria. Por ejemplo: las mesas redondas. Pequeñas salas de debate ideales para compartir impresiones e inquietudes sobre la actualidad tecnológica.

Al acabar nuestro primer paseo por la feria nos acercamos a la mesa redonda que organizaba Sony para hablar de Sony Entertainment Network. Un conglomerado de toda su oferta audiovisual que continúa el camino de Qriocity y compañía. La presentación del proyecto no nos habló de nada nuevo sin embargo, durante el coloquio salió un tema bastante interesante: educar al usuario medio.

Electrónica de consumo, el asedio de la terminología

2011 ha sido un gran año para la tecnología de consumo. Hemos asistido al lanzamiento de productos muy variopintos, a veces similares entre sí pero con la necesidad comercial de diferenciarse, de ofrecer un valor añadido que no tenga el resto y por tanto, conseguir una posición prioritaria en el mercado.

Si hiciéramos un glosario de todos los conceptos y términos que hemos visto este año podríamos estar un buen rato enumerando tecnologías y servicios de todo tipo. Algunos son muy concretos y específicos, otros en cambio son algo ambiguos y resulta difícil concretar.

Ante esta avalancha de productos nos encontramos un problema con el usuario medio: explicarles cómo funciona y qué les aporta. Es cierto que en el entorno de los usuarios más experimentados (techies, geeks…como queráis llamarlo) la comunicación es más sencilla. Sin embargo, ¿cómo le explicas a un usuario medio todas las posibilidades que tiene su nuevo y flamante gadget?

HMZ T1

Tim Schaaf lo comentaba durante la mesa redonda: quieren comunicar bien a los usuarios qué les ofrece Sony Entertaiment Network. La actitud es positiva sin embargo, las acciones de comunicación y marketing –en este caso y en otros muchos- tienden a olvidar este proceso de información.

Se habla de especificaciones, aspecto que además en algunos sectores como los dispositivos móviles se ha convertido en una carrera tecnológica frenética, pero no se habla muchas veces de qué podemos hacer con ellas. Bien sabéis que de nada vale tener el gadget más puntero del mercado si al final no sabemos aprovechar su potencial.

No estoy insinuando que la solución sea evangelizar al usuario medio y convertirlo en un experto. Hablo de que conozcan las especificaciones, que sepan qué pueden hacer con él y por ende consumir de forma eficiente. Cada uno es libre, por supuesto, de comprar los gadgets que más le convenga, hecha esta pequeña aclaración continuemos.

El reto de decirle a tu público lo que pueden hacer con tus gadgets

Tras esta primera jornada en el CES una de las muchas impresiones con las que he salido de la feria ha sido la saturación de tecnologías que se irá encontrando a lo largo del año el usuario medio. Productos muy similares a simple vista como por ejemplo las Smart TV que tienen diferentes fabricantes. Sí, hay diferencias, pero de cara al usuario medio, sin una predisposición previa, son inapreciables.

La responsabilidad, por así decirlo, de educar o formar es de la propia marca y sus respectivas acciones y campañas de todo tipo. Guste más o menos como compañía hay que reconocer que Apple esta labor la hace francamente bien en sus tiendas oficiales.

La gente puede cacharrear con todos los dispositivos de la compañía de Cupertino, hay talleres de formación, y el personal conoce bien el producto que vende. Creo, dejando de lado las diferentes afinidades y adversidades, que Apple en este sentido lo hace bien y es un referente.

CES 2012

Es cierto que no todas las compañías pueden permitirse acciones de este calibre. Sin embargo, esto es sólo un ejemplo de lo que se puede hacer. Muchos fabricantes tienden a poner productos de muestra en las tiendas de electrónica o en las secciones dedicadas de las grandes superficies. Bien, pero hay un pequeño fallo.

La situación a la que se puede enfrentar puede ser de lo más variopinta: que no funcione, que esté mal configurado, que tenga una pequeña demo que no aclare mucho qué es lo que ofrece… También los hay que funcionan, como por ejemplo las videoconsolas, o aquellos que cuentan con exhibidores para acciones comerciales puntuales.

El CES en este sentido es un buen referente pero claro, estamos hablando de una feria para profesionales. Además que sería insostenible en cualquier superficie comercial tener a tantos exhibidores haciendo demostraciones de producto.

Volviendo a la cuestión original. En mi opinión creo que los fabricantes deben de potenciar más esta cuestión. No se trata de hablar de lo potente que es o lo mucho que vas a fardar con él delante de tus amigos (véase por ejemplo la reciente moda de los cascos Beats by Dr.Dre de 300 euros) si no de comunicar qué podemos hacer con ellos.

No soy quién para poner en entredicho la eficacia de las campañas de marketing. Simplemente veo que este año, una vez más, los fabricantes de electrónica de consumo van a tener la difícil tarea de explicar al usuario medio, qué es todo esto que estamos viendo en el CES.

En algunos casos, por su simplicidad, será sencillo. No hay nada más fácil que comunicar que una nevera enfría una lata de cerveza en cinco minutos. Sin embargo ¿cómo explicar las diferencia de las diferentes tecnologías OLED que tienen LG, Samsung y Sony? Aquí ya es más difícil.

Volviendo a nuestra mesa redonda que ha servido para articular esta opinión. Tim Schaaf tiene razón, van a tener que hacer una buena campaña para explicarle a los usuarios de qué va su nuevo servicio y así otras tantas compañía. Buena suerte a todos, a todos aquellos que quieran ir más allá de los nichos claro.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios