Compartir
Publicidad

No, Facebook, ni antes estábamos a 6 grados de separación, ni ahora estamos a 3,57

No, Facebook, ni antes estábamos a 6 grados de separación, ni ahora estamos a 3,57
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se nos acumulan los días. Por si su facebook no les ha avisado, hoy es, además, el 'Día de la Amistad'. Es decir: hoy hace doce años que nació la popular red social y, para celebrarlo, los chicos de Zuckerberg han calculado cuantos grados de separación hay, de media, entre sus 1.590 millones de usuarios. Y el resultado medio ha sido 3,57 grados.

No es la primera vez que se ha calculado. En 2011, un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell hizo el cálculo y publicaron entre los 721 millones de usuario de aquel momento había, de media, 3,74 grados de separación. Mucho menos de lo que esperaban (se estimaba que fueran en torno a 6) y un poco más que el cálculo que se ha hecho público hoy. Entonces, ¿Es verdad que el mundo se está haciendo aún más pequeño?

Un mundo pequeño

12683879 1559394484383614 1037808524 N

Todo este lío lo empezó mi psicólogo social favorito, Stanley Milgram. Tras el "éxito" de sus investigaciones sobre la obediencia, Milgram comenzó los estudios del 'mundo pequeño' donde exponía la teoría de los 6 grados de separación. Los estudios tenían una dinámica sencilla: resumiendo, los investigadores daban unos sobre a los participantes para que se lo hicieran llegar a personas desconocidas para ellos. La única regla es que la carta debía de viajar a su destino pasando sólo de conocido a conocido.

El estudio de Milgram del que surgió la idea del "mundo pequeño" y los 6 grados de separación está mal diseñado, mal ejecutado y peor comunicado

Según los datos de Milgram, las cartas necesitaron entre 2 y 20 contactos para llegar a su destino con una media entre 5 y 6. De ahí surge la idea generalizada de que todos estamos a 6 personas de cualquier otro ser humano del planeta. ¿A qué parece increíble?

Por un buen motivo: porque no es verdad. No es por ser aguafiestas pero el primer problema es que, como de costumbre, los trabajos de Milgram están mal diseñados, mal ejecutados y peor comunicados. El archivo personal de Milgram demuestra que la tesis del 'mundo pequeño' se basa en una evidencia muy escasa: la mayor parte de las cartas cuyo objetivo estaba fuera de la misma ciudad no llegaron a su destino nunca.

Un mundo no tan pequeño

Facebook

Pese a esto, la idea de los 6 grados de separación se ha hecho muy popular. Sin ir más lejos, en el estudio de 2011, los investigadores esperaban usar las conexiones de Facebook precisamente para corroborar el número de Milgram. Por eso les sorprendió encontrar que el resultado bajaba a 3,74 grados. En 40 años el mundo se había reducido a la mitad.

Pero no. El mundo, por mucho que repitamos aquello de 'aldea global', es más grande de lo que podemos imaginar. Lo cierto es que la evidencia empírica es tozuda en señalar que el mundo está profundamente dividido por fracturas como la cultura, el género o las clases sociales. Fracturas que nos alejan los unos de los otros y que invisibilizan cosas que pasan delante de nuestras narices.

Es muy posible que internet haya hecho el mundo más pequeño: pero lo más probable que haya reducido solo algunas partes. Precisamente las partes que tomamos como muestra sesgada para sacar nuestras conclusiones. Esa puede ser la distancia media entre dos perfiles de Facebook, pero ni esa media es una medida de utilidad (teniendo en cuenta las divisiones de la estructura social), ni Facebook es representativo de todo el Mundo. Basta con repasar cualquier colección epistolar de hace 400 años para ver que sorprendentemente existían relaciones interpersonales que superaban las fronteras, las culturas y los idiomas. No sabemos si internet he empequeñecido el mundo, lo que sí está claro es que ahora podemos ver mucho mejor el tamaño que tiene.

Imagnees | Facebook

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos