Sigue a Xataka

Números primos

Los números primos son un curioso capricho de las matemáticas. Para entrar en tal selecto club de cifras es preciso cumplir dos condiciones, ser divisibles de forma natural sólo por sí mismos y por 1. Entre los infinitos números primos hay unos pocos extremadamente raros denominados Números primos de Mersenne en honor al filósofo del siglo XVII Marin Mersenne.

Los números primos de Mersenne se caracterizan por ser extremadamente largos y se expresan como potencias de 2 ( M=2 elevado a n-1). Hasta ahora se conocían sólo 47 de estas kilométricas cifras. La Número 48 es un monstruo de 17 millones de dígitos expresado como 2 elevado a 57.885.161-1 o simplemente M57.885.161. El anterior récord, descubierto en 2008, sólo tenía 13 millones de cifras.

Este tipo de descubrimientos no ocurren al azar. La longitud de los números primos de Mersenne precisan de buenas dosis de computación distribuida. El nuevo número y buena parte de los anteriores han sido descubiertos por el Great Internet Mersenne Prime Search (GIMPS), un proyecto de computación distribuida destinado a intentar hallar estos números.

39 días de comprobaciones

El nuevo primo fue ‘cazado’ por Curtis Cooper, de la Universidad Central de Missouri. Hicieron falta 39 días en una red computacional de más de 1.000 equipos para comprobar que la cifra era correcta.

La importancia del descubrimiento es lo que ya queda a juicio de cada cual. Los números primos, como tales, no tienen un valor específico salvo para técnicas de encriptación e investigación matemática. Chris Caldwell, de la Universidad de Tennessee, los compara a los diamantes: ‘Por alguna razón a las personas les gustan los diamantes. A las personas les gustan los grandes primos y eso les da valor’.

Aparte de ese valor sentimental, algunos grandes primos sí que valen dinero. La Electronic Frontier Foundation ofrece recompensas de 150.000 y 250.000 dólares al que encuentre los primeros números primos con 100 millones y 1.000 millones de dígitos respectivamente. Cooper, por su descubrimiento del M257.885.161 se llevará 3.000 dólares.

Vía | New Scientist

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios