Sigue a Xataka

AppleCare

Viviane Reding no está contenta. La comisaria de Justicia de la Unión Europea ha aprovechado el foro de consumo europeo celebrado ayer para criticar la actitud pasiva de los estados miembros en relación a la protección de los consumidores.

El tirón de orejas a los países que forman la UE viene a colación del caso protagonizado por Apple en Italia. En 2011, la compañía fue multada con 900.000 euros por publicidad engañosa respecto a su extensión de la garantía AppleCare. Según la normativa Europea, la garantía de los productos debe ser de dos años y Apple sólo anunciaba uno con opción a extenderlo otro año más previo pago.

Aunque Apple recurrió el caso, la justicia italiana dio la razón a Italia. La razón es que, aunque la garantía AppleCare supuestamente se extiende de forma automática a dos años en territorio europeo, la información relativa a esa particularidad que ofrece la compañía es confusa y muchos distribuidores se niegan a aceptar la garantía pasado el año.

Carta sin respuesta

Lo que ha enfadado a Reding no ha sido el caso Apple por sí mismo, sino la falta de respuesta a su petición por parte de los ministros encargados de consumo de cada país. En septiembre de 2012 y ante las numerosas quejas por parte de organizaciones de consumidores europeas, la Comisaria de Justicia remitió una carta a trece ministros encargados de la protección del consumidor de cada país. La respuesta, tan tristemente habitual en política, fue un sonoro canto de grillos.

Según documentación de la propia UE, sólo Bulgaria e Italia han invocado sanciones a cuenta del caso de la publicidad de AppleCare. Otros tres (Luxemburgo, Dinamarca y Finlandia) dicen estar investigando el tema a fondo. A esta corta lista se ha sumado recientemente Bélgica.

Las leyes comunitarias en materia de consumo son sólidas y no hay planes para cambiarlas a corto plazo.

Fuentes comunitarias han indicado que ‘Las leyes comunitarias en materia de consumo son sólidas y no hay planes para cambiarlas a corto plazo’, pero Viviane Reding insiste en que ‘la aplicación de la ley ha sido diferente e inconsistente a nivel nacional. Al menos en 21 de los 27 estados miembros Apple no está informando correctamente a sus consumidores sobre los derechos que da su garantía’. La comisaria no ha dudado en calificar las prácticas de Apple en este sentido de ‘inaceptables’.

Si las declaraciones de Reding son el inicio de más demandas para Cupertino en el territorio de la UE o sólo una bronca sin mayores consecuencias sólo el tiempo y los ministros de consumo de cada país lo saben.

Vía | ZDNet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios