Síguenos

Nasdaq

Jornada de malas noticias para las empresas tecnológicas. Después de los malos resultados hechos públicos por Nokia, ahora es Google quien enseña malas notas en sus resultados relativos al tercer trimestre de 2012.

La caída de Google no es especialmente severa. Los analistas esperaban unos ingresos de 11.860 millones de dólares con 10.65 dólares por acción y la compañía ha presentado 11.330 millones de dólares y 9.03 por acción. El problema es que Google ha presentado estos datos tres horas antes del cierre bursátil estadounidense cuando lo normal es hacerlo cuando los parqués ya han cerrado.

La frase ‘Pendiente de cita de Larry Page’ en la nota con los resultados indica que el lanzamiento prematuro de la misma ha podido ser un descuido del departamento financiero o de comunicación. Sea como fuere, la respuesta de la bolsa a estas cifras hechas públicas tan de repente no ha sido buena. Las acciones de Google han caído un 9% y la compañía ha solicitado la suspensión de la cotización en previsión de males mayores.

A medida que escribimos este texto, Google ha hecho público un corto comunicado en el que acusa a la empresa financiera RR. Connely de haber publicado los resultados prematuramente y sin su autorización. Google también comunica la suspensión de su cotización en NASDAQ hasta que las cifras sean debidamente hechas públicas.

A Google le pesa Motorola

El hecho de que los resultados financieros no sean tan buenos como se esperaba puede deberse, a juicio de los analistas, al considerable coste derivado del recorte del 20% de Motorola que Google anunció este mes de agosto. Este recorte comporta el cierre de oficinas, despidos y salidas de mercados como el Español.

Motorola

Motorola Mobile lleva anunciando pérdidas en 14 de los últimos 16 trimestres financieros. La compra que Google llevó a cabo en Mayo por 12.500 millones de dólares podría verse aumentada en otros 340 millones más derivados de la mala situación financiera del fabricante de terminales.

A día de hoy, muchos inversores se preguntan si aquella operación fue realmente buena idea teniendo en cuenta la mala situación de Motorola y el hecho de que la venta de hardware apenas proporciona márgenes de beneficios a los de Mountain View, cuyo mayor negocio es la publicidad en internet.

Vía | All Things Digital | Reuters

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios