Síguenos

2007 será recordado como el año de las pantallas táctiles, sobretodo porque ha sido cuando las pantallas multitáctiles han llegado al gran público de la mano del iPhone y del iPod touch y, de menor modo, con el Microsoft Surface.

Aunque los interfaces multitáctiles puedan parecer una novedad ya hace mucho tiempo que se investiga y se trabaja con ellos, aproximadamente desde 1984; incluso ya había algunos productos en el mercado que los utilizaban. Así que no ha sido Apple quien los ha inventado aunque si el que los ha aprovechado más, de momento.

Pantallas multitáctiles

Las pantallas multitáctiles se diferencian de las pantallas táctiles convencionales en que pueden detectar más de una pulsación en pantalla al mismo tiempo. Con una pantalla táctil convencional, pulsar en más de un punto al mismo tiempo dará problemas de reconocimiento, que variarán dependiendo de la tecnología utilizada. En cambio las pantallas multitáctiles pueden reconocer con precisión múltiples pulsaciones simultáneas, incluso de diferentes personas, y algunos modelos llegan a diferenciar que dedos estamos usando para pulsar.

En 1984, los laboratorios Bell disponían ya de una pantalla multitáctil y Microsoft también investigaba en este campo, aunque se centraron más en el software que en el hardware al ver que otros modelos estaban mucho más avanzados que los suyos. Más recientemente, fue Fingerworks la empresa que más avanzada tenía su investigación, poniendo a la venta algunas tabletas como la iGesture, que permitían realizar una serie de gestos con los dedos para activar acciones en el ordenador.

Antes del Surface, Microsoft mostró el TouchLight, un concepto parecido que utiliza un proyector y diversas cámaras, pudiendo reconocer diversos dedos y manos al mismo tiempo. En este vídeo se puede ver su funcionamiento.

De un modo similar funciona PlayAnywhere, que también llega de la mano de Microsoft y de Andy Wilson, uno de los principales artífices de este tipo de tecnologías.

Ahora bien, una de las demostraciones más espectaculares del uso de pantallas multitáctiles fue la que hizo Jeff Han, que deja con la boca abierta viendo a lo que se podría llegar en un futuro.

Recientemente se han presentado otros modelos como el de Sharp, en el cual cada uno de los píxeles que componen la pantalla de 3.5 pulgadas es también un sensor, de forma que podamos detectar pulsaciones en todos los puntos.

FingerWorks, la empresa de la que hemos hablado anteriormente, desapareció de repente en febrero de 2005. Se rumoreó que la había comprado alguna otra compañía, entre ellas Microsoft, IBM o Wacom, pero posteriormente se descubrió que fue Apple quien se la había quedado junto a los dos creadores, Elias y Westerman, en lo que sería el germen de la pantalla del iPhone.

Más información | Bill Buxton.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario