Síguenos

Google Driverless Car

Hace tiempo que Google trabaja en sus coches autónomos, capaces de circular sin un conductor humano. Este desarrollo no está siendo demasiado bien visto por los fabricantes de automóviles y ciertos sectores de la política estadounidenses.

Fuentes cercanas a la empresa han confirmado en el Wall Street Journal las presiones que Google está recibiendo de ambos frentes, y que por ejemplo podrían hacer que esos coches autónomos no pudiesen circular a más de 40 kilómetros a la hora.

Esto vuelve a abrir el debate sobre las posibilidades que ofrecerían los vehículos de Google y si realmente hay peligros en su futura implantación en nuestras carreteras. Cierto que hay aún muchos vacíos legales y de aspectos a considerar, pero imponer ese tipo de limitaciones haría que, probablemente, esos coches acabasen siendo inútiles.

Por supuesto, los fabricantes de automóviles son los que más miedos parecen tener ante esa posible irrupción de estos coches:

Los fabricantes y las empresas tecnológicas han hecho inversiones significativas en el desarrollo de vehículos autónomos, aunque favorecen una aproximación mucho más cauta y pasito a pasito que la que revela el liderazgo actual de Google.

Veremos si los fabricantes tradicionales logran su propósito o la tecnología, como en muchas otras ocasiones, se impone por encima del miedo, la incertidumbre y las dudas que algunos siguen tratando de imponer ante este tipo de avances. Mientras, os recordamos un ejemplo práctico de su funcionamiento.

Vía | TechDirt
En Xataka | Así funciona el coche sin conductor de Google en la realidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios