Síguenos

LHC

Esta es una de esas noticias que nos hace pensar en series de ficción como Stargate o Fringe. Desde que el enorme colisionador de partículas del CERN, el LHC, se puso en marcha, casi ha generado más preguntas que respuestas. La última de esas preguntas es una partícula teórica llamada Bosón de Higgs que explicaría numerosos problemas de la física cuántica como por qué los protones o neutrones tienen masa.

Ahora, los físicos Thomas Weiler y Chui Man Ho, de la Universidad de Vanderbilt creen que, si consigue ser descubierto, el Bosón de Higgs podría tender también un puente de comunicación con otras épocas o incluso con otras dimensiones.

Weiler y Ho reconocen que su teoría es a muy largo plazo, pero que encaja perfectamente con la Teoría M, un conjunto de ideas que tratan de explicar todos los problemas de la física actual. La Teoría M asegura que el universo está formado por una especie de ‘membranas’ denominadas Branas que flotan en el espacio tiempo y que se cruzan unas con otras. Esta especie de telas de seda flotando en el vacío cohesionan la materia gracias a la fuerza no de tres, sino de 11 dimensiones.

Según este par de científicos, el Bosón de Higgs genera, durante su creación, una partícula nueva a la que de momento se le ha denominado (en traducción libre) ‘singularidad de Higgs’. Ambos científicos creen que esta partícula es capaz de entrar en una quinta dimensión en la que puede moverse adelante y atrás en el tiempo.

Para probar su teoría, la singularidad de Higgs debería aparecer antes de que la propia creación del Bosón de Higgs tuviera lugar. Según la teoría de Weiler y Ho, la singularidad de Higgs es la única con la capacidad de viajar en el tiempo ya que sería una versión hasta ahora desconocida de los neutrinos, particulas fantasma que son capaces de atravesar la materia sin interactuar con ella o, dicho de otro modo, de evitar las fuerzas de la física de las Branas. Como ellos, la singularidad de Higgs sería, siempre en teoría, capaz de evitar la fuerza del tiempo.

Sea como fuere, Weiler y Ho comentan que los viajes en el tiempo serían exclusivos de este tipo de partículas y que sería imposible enviar cualquier otro trozo de materia. A lo sumo se podría crear algún sistema de mensajes con otras épocas. Esperemos que no lo usen para decirles a su yo del pasado que entren a una hamburguesería a conocer a su futura esposa.

Vía | Physorg

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios