Apple progresa con sus políticas del medioambiente, pero todavía tiene que mejorar según Greenpeace

Sigue a Xataka

Apple Store Shanghai

Desde hace unos años la preocupación por el medioambiente se ha convertido en una prioridad en el sector de la tecnología. El desarrollo sostenible y la utilización de energías renovables son los puntos principales y organismos como Greenpeace han alentado a muchas empresas a optar por otras vías para producir sus productos y servicios.

Una de las compañías que más atención ha recibido por parte de Greenpeace en este aspecto ha sido Apple. Con el paso de los años ha ido mejorando mucho en este sentido y el último informe lo demuestra así, aunque también señala que la empresa de Cupertino todavía tiene que mejorar para que su nube no esté manchada de carbón.

Greenpeace, a través de un comunicado en su blog y un informe descargable, informa de que la puntuación de Apple ha mejorado. Es decir, cada vez utiliza más las energías renovables y tiene más cuidado con el medioambiente. Sin embargo todavía anda lejos de otras compañías del sector como Dell o Google. Su asignatura pendiente: iCloud.

Hace un par de meses Apple anunció que sus centros de procesamiento de datos no utilizarían carbón. Sin embargo, según Greenpeace este plan no es realista precisamente. La energía necesaria para hacer funcionar estos próximos centros de procesamiento de datos viene de una eléctrica situada en Carolina del Norte llamada Duke’s Energy.

El problema de esta compañía es la utilización de carbón para producir energía por lo tanto Apple no cumpliría con los objetivos en cuestión. Greenpeace anima, quizá aquí la recomendación es demasiada atrevida, a Apple a demandar a que Duke’s Energy se desligue del uso de este material o bien que ellos mismos inviertan en energías renovables.

La historia entre Greenpeace y Apple es larga. Ya en su día los ecologistas señalaron a los de Cupertino como una de las empresas tecnológicas menos sostenibles en términos medioambientales. Con ese aviso, muchos datos sobre la mesa y alguna que otra matización, decidieron cambiar y con el paso de los años han ido mejorando.

A esto hay que sumarle el tema de las certificaciones. Tras un amago de abandonar EPEAT hace unos días Apple ha decidido volver a poner el sello en sus productos para corroborar su compromiso con el medio ambiente. En lo que respecta a los data center de Carolina del norte la historia tampoco es nueva.

Ya en su día hubo tiranteces para que abandonaran el carbón pero no terminó de cuajar. La idea es emular el modelo de los que albergan en Oregon pero en el caso de Carolina del Norte parece complicado porque sólo Duke’s Energy abastece de energía a la región.

Veremos cómo evoluciona el asunto y qué decisión toma Apple al respecto. De momento en los últimos años la compañía de Cupertino ha progresado en función de este tipo de recomendaciones y ahora el reto, como señala Greenpeace, es ir más allá y desligarse por completo del carbón en la medida de lo posible.

Vía | Apple Insider
Más información | GreenPeace

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios