Compartir
Publicidad
ZTE SPro Plus, primeras impresiones: un híbrido curioso pero mejorable
Otros dispositivos

ZTE SPro Plus, primeras impresiones: un híbrido curioso pero mejorable

Publicidad
Publicidad

Puede que solamos relacionar a ZTE con la fabricación y venta de smartphones, pero en realidad llevamos viendo productos de electrónica de consumo más allá de ellos con los proyectores, concretamente los de pequeño tamaño y que la marca cataloga como smart. Tras el ZTE SpPro 2 presentado el año pasado, ahora la compañía pretende dar un paso más en cuanto al concepto de proyectores presentando el ZTE SPro Plus.

Otro fabricante que se suma a la moda de añadir el apellido “plus” en alguno de sus productos, y en esta ocasión probablemente se deba a dos diferencias notables con sus antecesores. El SPro Plus es mayor en tamaño que éstos y no sólo incorpora un mayor panel, sino que se trata de un híbrido entre tablet y proyector. Asistimos a su presentación en el MWC 216 y además hemos podido probarlo. Os contamos nuestras primeras impresiones.

Del ángulo a la curva, también aquí

Resulta curioso ver cómo últimamente se ha repetido en bastantes casos el hecho de haber pasado de un diseño con bordes en ángulo a bordes curvos (y en metal). Ejemplos de ello son LG con el LG G5, HTC con el One A9 o lo que ya hizo Samsung con los Galaxy S6 (y ha mantenido con los Galaxy S7, de hecho), y también lo es el SPro Plus, dado que ZTE ha pasado de un modelo con ángulos en el caso del SPro 2 a los bordes curvados del actual.

ZTE Spro Plus

Disponible en dos colores (dorado y plata), el acabado es de calidad, aunque en varios de los dispositivos expuestos la peana plegable que tiene en la base estaba demasiado dura e incluso en algunos aparecía forzada, al ser tan costosa de plegar. No ocurría en todos los dispositivos, pero queda como algo que necesita una revisión, ya sea por no ser el sistema más adecuado, por no haber aplicado un buen diseño o porque se estropee posteriormente con el uso.

Hemos tenido sensaciones encontradas en cuanto al diseño y a la construcción

Es por esto que hemos tenido sensaciones encontradas en cuanto al diseño y a la construcción: si bien da la impresión de que se trata de un material de calidad, hay aspectos que pueden quitar puntos según gustos, como que hayan optado por una tapa para las conexiones (HDMI, USB y jack de audio) o el hecho de que en apariencia el diseño atienda más a la parte de proyector que de tablet, como la posición de uno de los altavoces en el lateral (por donde suele sostenerse en mano) o la base enrejillada.

Pestaña en la base

Dos productos, dos experiencias

Según de qué uso hablemos, las sensaciones varían con respecto a la experiencia con el Spro Plus. Como picoproyector pudimos ver en la demo tras la presentación que la calidad de imagen proyectada a una distancia aproximada de dos metros era buena, en cuanto a iluminación, detalle y viveza de los colores. Ya fuese un juego o un vídeo, la visualización era satisfactoria (eso sí, en un ambiente convenientemente oscuro), algo de esperar con resolución 2K y un brillo de 500 nits.

ZTE Spro Plus en la demostración

Como aliciente está el hecho de poder conectar algunos periféricos de manera inalámbrica como un mando de juegos. De hecho, lo que pretende ZTE con este híbrido es que sea un centro multimedia portátil y que ya no sólo haga las veces de televisor y tablet, sino que sea una consola o un equipo para el entretenimiento audiovisual. En este sentido, además, no tenemos una medición de los decibelios (el ambiente no lo permitía), pero sí podemos decir que tienen potencia más que suficiente.

ZTE Spro Plus proyectando y ejecutando un videojuego con el mando conectado

No obstante, cuando hacemos el uso de tablet la experiencia es menos satisfactoria. Obviamente no podemos esperar que sea tan cómodo como lo es un tablet estándar, cuyo grosor no suele superar el centímetro y que habitualmente no alcanzan los 500 gramos (citando dos ejemplos, el iPad Air 2 o el Z4 Tablet pesan 437 y 393 gramos respectivamente), pero además de las dimensiones extra está el hecho que comentábamos de la posición del altavoz lateral, que fácilmente queda tapado cuando se agarra a lo tablet.

Por otra parte, además, está el calentamiento que el dispositivo sufre cuando se usa como proyector, algo que es difícil de evitar aunque se incorpore un sistema de ventilación mecánico. Algo que no deja de ser lógico y comprensible pero que coarta la experiencia si queremos proyectar mientras lo usamos como tablet o si lo hacemos automáticamente tras haber estado proyectando durante un rato.

Uno de los altavoces del ZTE Spro Plus

Otra cuestión que influye en el manejo en cuanto a este uso es el hecho de que sí tenga un acceso directo y cómodo al control de volumen (sobre el marco de la pantalla con un deslizador táctil) pero el botón de encendido, necesario para desbloquear, no se haya en el punto más cómodo, si bien es algo más complejo de ubicar por las características del producto. Por este motivo se agradecería alguna solución como el desbloqueo por doble tap, que haría mucho más cómoda la experiencia tanto al sostenerlo en mano como sobre la mesa.

Botón de encendido

La proyección de Android según ZTE

Ya que no sólo hablamos de un proyector, hemos de dedicar también un momento a hablar del software. Se trata de la versión 6.0 de Android Marshmallow con la capa de personalización de su fabricante, en la cual encontramos particularidades como el hecho de que el botón de la multitarea esté separado del resto.

Sobre el papel se espera que por especificaciones el dispositivo rinda bien, al incorporar un Snapdragon 801 con 3 GB de RAM. Sin embargo, nos encontramos con algo de retardo tanto en las transiciones como en el arranque de algunas apps, así como en la multitarea, algo que puede deberse en parte a la incorporación de un panel 2K.

Comando táctil para el volumen

Salvando esta leve falta de fluidez (y la configuración de la orientación, que en algún dispositivo la hemos encontrado errática), el Spro Plus ejecuta vídeos y juegos sin parones, y los dispositivos inalámbricos se enlazan con facilidad. Algo que matizaron mucho en la presentación por el uso multifunción que buscan lograr con este simbionte entre tablet y picoproyector.

Lo bueno y lo malo de ser el nuevo

La apuesta de ZTE de este año en el campo de los proyectores de pequeña escala ha abierto un nuevo nicho

La apuesta de ZTE de este año en el campo de los proyectores de pequeña escala ha abierto un nuevo nicho, al menos a nivel de marca. Y este tipo de estrategias siempre representan para el fabricante una jugada arriesgada y ventajosa al mismo tiempo.

ZTE Spro Plus

¿A favor? Ser único en su especie y jugar con un perfil de usuario bastante ambiguo, al atender al caso específico en que se busque esta fusión concreta de conceptos o bien a la función de centro multimedia familiar que comentábamos antes. ¿En contra? Que no sea una propuesta lo suficientemente potente como para crear ese nicho.

Un primer modelo que, como hemos visto, tiene bastantes aspectos que pueden ser perfeccionados tanto a nivel de construcción como a nivel de software. No obstante, tiene características que suponen un buen reclamo como una enorme batería de 12.100 mAh (casi el doble que el anterior Spro), una pantalla con resolución de 2.560 x 1.440 píxeles o el hecho de que resulte un producto bastante compacto teniendo en cuenta los dos dispositivos que aúna.

En Xataka | La nueva ZTE Spro Plus es una tablet que además esconde un picoproyector
En Xataka Android | 3 razones para tomarse muy en serio la ZTE Spro Plus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos