Compartir
Publicidad

Samsung se ve obligada a retirar casi 3 millones de lavadoras en Estados Unidos tras reportarse explosiones

Samsung se ve obligada a retirar casi 3 millones de lavadoras en Estados Unidos tras reportarse explosiones
Guardar
112 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, 2016 no es el mejor año de Samsung ni mucho menos. No lo decimos por las cifras, sino porque el problema con el Note 7 no será el único ni el último de este año. Ahora el aviso ha saltado con ciertos modelos de lavadoras Samsung que han pedido ser retiradas en Estados Unidos.

La petición viene de la Consumer Product Safety Commission (CPSC, Comisión de Seguridad de los Productos para el Consumidor), con un total aproximado de 2,8 millones de unidades. Así, éste sería el segundo recall de productos del gigante tecnológico este año, si bien en esta ocasión la iniciativa parte del organismo estadounidense.

Los lavados también son explosivos

En este caso de momento se han reportado 733 unidades, según vemos en la petición de la CPSC, siendo un total de 34 modelos los afectados (cuya lista podemos ver en dicha petición). Éstos no son precisamente recientes, dado que los más antiguos se lanzaron en marzo de 2011 (aunque afecta a unidades vendidas hasta este mismo mes que empieza ahora).

¿El fallo? Bueno, aquí el déjà vu, porque también ha aparecido la palabra "explosión". Como decíamos la petición de retirada o recall no parte de la propia marca como ocurrió con los teléfonos, sino que es la CPSC la que hace la llamada a los usuarios a que se comuniquen con el fabricante para gestionar el procedimiento. Así lo explicaba Elliot Kaye, representante de la CPSC.

Hablamos de una amenaza seria debido a que la parte superior de las lavadoras sale volando.

Recall

Entre los casos se han reportado algún caso de usuarios heridos, por ejemplo el caso de rotura de mandíbula del que informa el WSJ. En ABC recogían el caso de Melissa Thaxton que evitó el accidente por poco, según explica, describiendo que la lavadora "explotó de repente" sin que hubiese signos de que había un problema y hablando de un sonido muy fuerte de explosión.

Así, la CPSC no especifica un procedimiento a seguir, sino que da opción de que sea:

  • Una reparación gratuita a domicilio que incluya un año de garantía.
  • Un cambio por una unidad nueva de otra lavadora Samsung o de otra marca con instalación gratuita (llevándose la defectuosa).
  • Un reembolso de las unidades compradas en los últimos 30 días antes del recall.

De momento es pronto para saber el coste económico de esta retirada de productos, pero lo que está claro es que llega probablemente en uno de los peores momentos y el coste en reputación será mayor que el esperado por el incidente de los Note 7.

Más información | CPSC
En Xataka | El recambio del Note 7 que ofrece Samsung a sus dueños es el S7 o el S7 Edge más la diferencia en precio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos