Compartir
Publicidad
La Touch Bar es en realidad un mini Apple Watch, ¿qué significa esto para el futuro de Mac?
Ordenadores

La Touch Bar es en realidad un mini Apple Watch, ¿qué significa esto para el futuro de Mac?

Publicidad
Publicidad

Apple presentó con bombo y platillo su nueva familia de portátiles MacBook Pro, donde sin duda lo más destacable fue la incorporación de una tira táctil OLED en la parte superior del teclado, la cual ha sido bautizada como 'Touch Bar' y llega con la idea de mejorar los procesos al momento de trabajar en el MacBook.

Ahora a un día de distancia y con la cosas un poco más frías hemos empezado a investigar qué es lo que hay detrás de la nueva barra táctil de los MacBook, porque sí, se veía muy bonita en las demos pero es más interesante saber qué es lo que hay detrás y las posibilidades que se abren para el futuro de los ordenadores de Apple, ya que podría ser un primer paso hacia una fusión iOS con macOS, una idea que ha estado presente desde hace varios años y que hasta el momento no se ha podido concretar.

Qué es lo que hay detrás de la Touch Bar

Empezamos por las especificaciones técnicas. La nueva Touch Bar integra un panel OLED táctil de 2170 x 60 píxeles de resolución y con un ángulo de visión de 45 grados, el panel cuenta con un recubrimiento "menos brillante" que los dispositivos iOS con el objetivo de capturar la menor cantidad de grasa posible.

La barra está dividida en tres partes, las dos de la orilla están destinadas a los botones del sistema, por ejemplo, en la zona izquierda bautizada como 'System Button' sólo veremos la tecla 'Escape', 'Cancel' o 'Done', nada más. En la zona de la derecha conocida como 'Control Strip' encontramos las teclas habituales como volumen y brillo, así como teclas que los desarrolladores podrán habilitar para acceder a menús desplegables. Por último, la zona central lleva el nombre de 'App Región' y es donde los desarrolladores podrán hacer volar su imaginación para extender las funciones de sus programas.

Touchbar Layout Regions 2x

Hay que destacar que al final (esquina derecha) de la barra está localizado el sensor para Touch ID, el cual sólo servirá como tecla de encendido y para detectar nuestra huella, nada más. Además, se ha confirmado que la Touch Bar es compatible con Windows a través de Boot Camp o Parallels, donde la barra se transformará automáticamente en las habituales teclas de función, mientras que la zona del sensor Touch ID sólo servirá como tecla de encendido y reposo ya que el sensor dactilar no estará habilitado.

ARM finalmente llega a Mac... pero para convivir con Intel

Un punto interesante es el hecho de que Apple confirmó que sus nuevos MacBook Pro con Touch Bar integrarían el nuevo procesador Apple T1, del cual no se mencionó mucho en la presentación, pero hoy han salido a la luz los primeros detalles.

Apple T1

El Apple T1 es un procesador basado en ARMv7 y corre una versión modificada de watchOS conocida como 'Bridge' (más adelante profundizaremos en esto), su tarea es gestionar la operación de la Touch Bar a través de las órdenes provenientes del procesador Intel por medio de macOS Sierra, además de que se encarga de todos los procesos de seguridad realizados con Touch ID, ya que es capaz de almacenar las huellas encriptadas para protegerlas del resto del sistema, ni macOS es capaz de acceder a esta información. Pero lo más interesante es que el T1 también es responsable de la operación de cámara frontal del ordenador, esto con el objetivo de proteger al usuario de ataques de malware que llegasen a solicitar acceso a la cámara.

Este SoC diseñado por Apple y tentativamente fabricado por TSMC, lo que aún no está confirmado, es una variante del Apple S1, procesador incluido en el Apple Watch, por lo que prácticamente la Touch Bar podría ser considerada un pequeño Apple Watch con limitantes que la hacen funcionar exclusivamente como una extensión del teclado.

El Apple T1 cuenta con su propia GPU quien es la responsable de gestionar los gráficos e imágenes de la Touch Bar, además de que también integra un procesador de imágenes (ISP), del cual aún se desconoce su función dentro de la barra.

La Touch Bar es un sistema independiente basado en iOS

El programador irlandés Steven Troughton-Smith ha empezado a profundizar dentro de los documentos que ha proporcionado Apple para el desarrollo de aplicaciones compatibles con Touch Bar, y ha encontrado cosas bastante interesantes de donde se destaca la versión modificada de watchOS, que a su vez es una versión modificada de iOS. Esto no significa que la Touch Bar pueda correr sus propias aplicaciones, ya que Apple la ha creado específicamente para no tener una interfaz de usuario completa y no tenga la posibilidad de ejecutar aplicaciones del reloj.

Apple Touch Bar 4

La Touch Bar tiene su propio almacenamiento flash de apenas 25MB, el cual sirve para el arranque y controlar el hardware. Aquí los desarrolladores tienen acceso a una API que les permite ampliar la compatibilidad de sus aplicaciones para usar la barra, pero todo esto se hace a través de macOS que está conectada a la barra por medio de USB, ya que el acceso directo a la barra está restringido con la idea de no hacer mal uso de ella.

Nada de juegos, la Touch Bar es cosa seria para Apple

Un aspecto curioso que encontramos dentro de la documentación que ha proporcionado Apple a los desarrolladores, es la serie de restricciones que dejan en claro que la Touch Bar es una extensión del teclado y el touchpad, no es una pantalla secundaria.

Entre las cosas que no se pueden hacer dentro de la Touch Bar está el mostrar animaciones, notificaciones o alertas, mensajes, texto en desplazamiento constante, o cualquier otra cosa que distraiga la atención del usuario. Se recomienda no usar colores llamativos ya que la barra debe ser congruente con el teclado.

Apple Touch Bar 2

Con esto se elimina la posibilidad que algunos desarrolladores habían planteado de que en la barra se mostrara un feed de noticias actualizadas en tiempo real, una barra de progreso cuando estamos descargando o instalando algo, e incluso actualizaciones o menciones dentro de Twitter o Facebook. Pero lo más extraño es que Apple no quiere teclas de cortar, copiar, pegar, deshacer, guardar, cerrar, imprimir y salir, ya que éstas duplicarían los atajos del teclado y para Apple la función de la Touch Bar va más allá.

Obvio ni hablamos de posibles juegos. Vamos, la Touch Bar sigue siendo estando en el teclado y Apple quiere que sus funciones se mantengan tal cual.

Ok, ¿y todo esto qué significa?

Ahora con todo estos detalles tratemos de ver un poco hacia el futuro, especulemos, ya que la idea de tener un dispositivo iOS integrado en un Mac resulta muy atractivo por todas las posibilidades que esto conlleva, ya que finalmente tenemos un primer paso hacia la anhelada integración macOS/iOS, vamos, aún no es como la esperábamos del todo pero la puerta se abre para un futuro donde se podría integrar una pantalla dentro del touchpad potenciada por iOS, la cual se podría encender sin necesidad de habilitar todo el ordenador.

El tener su propia interfaz, procesador y memoria hace que la Touch Bar sea un sistema adicional integrado al Mac, el cual podría estar habilitado con funciones de red en todo momento para recibir mensajes o correos, notificaciones, actualizaciones e incluso para ejecutar tareas rápidas sobre la marcha, vamos, este podría ser el inicio de un experimento que potencie el uso de Mac de cara al futuro.

Apple Touch Bar 6
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos