Compartir
Publicidad
¿Es el nuevo Chromebook de Samsung lo que Chrome OS necesita?
Ordenadores

¿Es el nuevo Chromebook de Samsung lo que Chrome OS necesita?

Publicidad
Publicidad

Este fin de semana os hemos hablado sobre el Chromebook Pro. Se trata de un sorprendentemente potente y completo portátil que Samsung está ultimando para lanzar en breve, y que ha despertado el interés de todos los que llevamos tiempo esperando una apuesta contundente por Chrome OS.

Porque no nos engañemos, Chrome OS tenía una amplísima gama baja y una potente gama alta, pero casi ningún portátil de gama media con el que tratar de seducir a un público más general. Ahora parece que esto empieza a cambiar, lo que podría ayudar a que Chrome OS despegue definitivamente... si consigue librarse del lastre que suponen los rumores sobre su posible sustituto.

Chrome OS necesita una gama media

Pixel

A finales del año pasado supimos que los Chromebooks ya representaban más de la mitad de los equipos que se adquirían en las clases de los colegios de Estados Unidos, superando ampliamente a Apple y Microsoft. La tendencia positiva de estos dispositivos se volvió a confirmar hace unos días con nuevos datos que insinuaban que seguían firmes mientras las ventas de la competencia caían.

El interés por este sistema operativo aumentó aún más en mayo con el anuncio de la llegada de las aplicaciones de Android. Esto no sólo solucionaba el eterno problema de la falta de aplicaciones en Chrome OS, sino que convertía a la plataforma en un ejemplo de bondades que pueden ofrecer los sistemas operativos convergentes.

Pero Google sigue teniendo un problema: que prácticamente todos los fabricantes sólo apuestan por unos equipos de gama baja destinados al ámbito educacional y a los usuarios más básicos. Es una decisión lógica, ya que este es el público objetivo que está consiguiendo que Chrome OS supere en ventas a Apple, pero a su vez es una decisión que impide que el sistema pueda expandirse entre otro tipo de usuarios.

Los Chromebooks de gama baja, con unos procesadores justitos y apenas 2 GB de memoria RAM dan para muy poco. Cuentan con la ventaja de que Chrome OS es ligero, lo que les permiten navegar por la red con relativa fluidez, pero con la llegada del catálogo de aplicaciones de Android habrá usuarios que necesiten más potencia para aplicaciones o juegos más avanzados.

En el pasado, Google ha intentado compensar la inexistencia de una gama media como esta creando unos dispositivos Pixel de gama alta que equilibrasen la balanza ante tanta gama baja. Pero con unos precios de cerca de 1000 dólares, estos Chromebook Pixel siempre han resultado demasiado caros para un sistema operativo que aún tiene mucho que demostrar.

La solución no estaba en la gama alta, Chrome OS pedía a gritos una gama media que ningún fabricante parecía decidido a arriesgarse a ofrecer. Unos dispositivos que ayudasen a que el sistema operativo aspire a algo más que ser una herramienta de escuela, y que sea capaz de cortejar también a los usuarios medios que necesiten un portátil para trabajar o llevar de viaje.

Samsung (y Acer) al rescate

Chromebook R 13

Ahora parece que con la creciente popularidad del sistema operativo, los fabricantes empiezan a perderle el miedo y tomárselo un poco más en serio con dispositivos más ambiciosos pero que no se pasen de precio. Uno de ellos, como vimos el sábado, fue Samsung con ese Chromebook Pro que está preparando.

Recordamos que el dispositivo viene equipado con una pantalla de 12,3 pulgadas y resolución de 2.400x1.600 píxeles que gira 360 grados para convertirse en tableta. Esta funcionalidad de convertible se antoja todo un acierto para poder dejar de lado el teclado y ponernos a utilizar aplicaciones o juegos Android como si estuviéramos utilizando una tableta convencional.

También tendrá un lápiz táctil, un procesador ARM de seis núcleos que funcionan a 2GHz (2 Cortex-A72 y 4 Cortex-A53), 4GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. Vamos, unas especificaciones con las que no deberíamos tener problema para exprimir al máximo las aplicaciones de Android. El precio se calcula que rondará los 500 dólares, que aún siendo el doble que el de los Chromebooks de gama media sigue siendo muy competitivo contra equipos con Windows.

Por otra parte, también cabe recordar que Acer también anunció en septiembre su nuevo Chromebook R 13, otro portátil especialmente pensado para sacar el máximo partido de Google Play en Chrome OS con una pantalla FullHD de 13,3 pulgadas que, una vez más, se gira 360 grados para poder usarlo en modo tableta.

En su interior late un procesador quad-core MediaTek MT8173C Core Pilot (2 Cortex-A72, 2 Cortex-A53 y una GPU Imagination Technologies GX6250), 4 gigas de RAM y configuraciones de 16, 32 o 64 GB de almacenamiento con precios que parten de 399 euros,. Vamos, que como en el caso de Samsung viene a posicionarse en una gama media hasta ahora inexistente.

Por lo tanto, todos esos usuarios que llevaban tiempo queriendo darle una oportunidad a Chrome OS, pero que no te convencían las propuestas que había hasta ahora, parece que ahora podrán tener un par de alternativas interesantes. Habrá que ver si es una racha aislada o si realmente de ahora en adelante empiezan a llegar nuevas propuestas.

La amenaza se llama Andromeda

Andromeda

Pero todavía queda un pequeño gran factor que puede hacer que todo el largo camino que ha tenido que recorrer Chrome OS durante años para empezar a ser relevante no sirva para nada. Un factor que con su sola presencia puede hacer que, aunque nos gusten estas nuevas propuestas, decidamos esperar para ver de qué se trata exactamente. Y lo peor de todo es que este enemigo Chrome Os lo tiene en casa.

Me refiero a Andromeda OS, el rumoreado nuevo sistema operativo que Google estaría preparando para sustituir a Android y Chrome OS. Según los rumores, sería un sistema convergente a lo Windows 10 o Ubuntu Touch, uno que se adaptaría por igual a móviles, tabletas y ordenadores, y una respuesta que podría ir por el camino de propuestas como Remix OS.

De momento, sobre este sistema operativo tenemos muchos rumores pero poca o ninguna información oficial. Sabemos que de ser cierto, si Google juega bien sus cartas podría hacer temblar incluso al todopoderoso Windows en el escritorio, sobre todo si es capaz de hacer que herede parte del dominio aplastante que tiene Android en dispositivos móviles.

La parte negativa es que sólo con la existencia del rumor de que este sistema podría llegar en breve para sustituir a Chrome OS, puede que muchos recelen de invertir ahora en un sistema que en un año puede estar muerto.

Por eso, para evitar perjudicar a los fabricantes que apuestan por su sistema o al propio Chrome OS, Google debería dar cuanto antes un poco de información. No me refiero a que desvele totalmente qué es lo que se trae entre manos, pero sí por lo menos que diga si los Chromebooks que vayamos a comprar serán compatibles.

En cualquier caso, los rumores sobre un sistema operativo como Andromeda llevan años sonando, y el hecho de que Google no le hiciese ni un sólo guiño el pasado 4 de octubre como se esperaba parece haber enfriado las expectativas. Aun así, seguro que somos más de uno los que hasta que se aclare un poco la hoja de ruta de los sistemas operativos de Google se lo piense dos veces antes de invertir en otro dispositivo.

En Xataka | Andromeda apunta a ser la fusión de Chrome OS y Android que convertirá tu smartphone en tu próximo PC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos