Compartir
Publicidad

La transformación digital en la banca: el caso del BBVA (Segunda parte)

La transformación digital en la banca: el caso del BBVA (Segunda parte)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una encuesta de Altimeter Group concluye que aunque todas las empresas hablan de transformación digital (de hecho, el 88 por ciento aseguran estar en pleno proceso), lo cierto es que pocas saben qué significa realmente esta transformación digital.

Todos llevamos, como mínimo, un teléfono móvil con nosotros permanentemente. Por eso, en ciertas ocasiones se tiende a reducir la innovación al ámbito móvil. Pero una verdadera transformación digital conlleva mucho más que tener una aplicación para los smartphones.

Podríamos definir la transformación digital como las nuevas inversiones (o el nuevo alineamiento de las tecnologías que ya tenemos) en modelos tecnológicos y empresariales que enganchen más a los clientes digitales en cada punto de contacto que se pueda producir en su experiencia del usuario. Es decir, que sea el cliente el que decida cuándo, cómo, dónde y desde dónde quiere interactuar con nosotros. Y que tenga todas las facilidades y una buena experiencia de usuario haciendo estas operaciones con nosotros.

Gestión de tarjetas desde el móvil

Un buen ejemplo, por tanto, de esta transformación digital que tiene su reflejo en la experiencia del cliente es la posibilidad de gestionar tus tarjetas bancarias desde el móvil.

Tanto con la app de banca móvil (BBVA Móvil) como con la de pago móvil (BBVA Wallet), los clientes del BBVA pueden activar y desactivar cualquiera de sus tarjetas (crédito, débito, profesional, familiar, personal…); con la de pago móvil además puedes decidir en todo momento con cuál de ellas quieren comprar y en qué sitios, además de muchas otras opciones de gestión de tarjetas.

Pero imagínate que tienes una duda mientras estás realizando cualquiera de estas operaciones (u otras que normalmente hagas con tu banco). BBVA tiene habilitado un nuevo sistema que permite estar en contacto para resolver todo tipo de dudas y cuestiones de manera on-line, sin necesidad de acudir a la sucursal bancaria, de manera que puedes contactar con tu gestor a través de la app y, de forma muy rápida, el gestor podrá resolverte la duda porque sabe, incluso, qué estabas haciendo en la app hasta el momento en el que te entraron las dudas. Es la combinación de BBVA Contigo (gestor a distancia) y Llamada Identificada.

Por supuesto, este nuevo sistema es compatible tanto con un ordenador como con un smartphone, donde, además, podrás tener lo que se conoce como Llamada identificada, gracias a la que, simplemente pulsando un botón de la aplicación de tu smartphone, el gestor sabrá quién eres y podrá resolverte mucho más fácilmente tu incidencia.

Sin pasar por la oficina

Lo cierto es que cada vez son más los usuarios que quieren evitar acudir a las oficinas bancarias y exigen poder hacer todos sus trámites desde cualquier lugar, a cualquier hora y desde cualquier ubicación, sin necesidad de tener que pasar por ventanilla. La transformación digital está en marcha.

Las oficinas podrían transformarse a futuro. Francisco González opina que "Los bancos del futuro serán compañías de software, orientadas a convertir esos datos en conocimiento útil para ofrecer a cada cliente las mejores soluciones".

La promesa de no tener que acudir a la oficina bancaria es algo que no todos los usuarios creen posible, porque en muchas ocasiones, al final siempre hay que acabar yendo para firmar algún papel o algún contrato. Pero la transformación digital emprendida por el BBVA permite que esto sea una realidad gracias a la firma a través del teléfono móvil: basta con introducir la clave personal desde la aplicación para que se tenga validez la firma de los nuevos contratos, sin necesidad de acudir físicamente a una sucursal.

En este vídeo podrás verlo muy bien explicado:

La promesa de no tener que acudir a la oficina bancaria es algo que no todos los usuarios creen posible, porque en muchas ocasiones, al final siempre hay que acabar yendo para firmar algún papel o algún contrato. Pero la transformación digital emprendida por el BBVA permite que esto sea una realidad gracias a la firma a través del teléfono móvil: basta con introducir la clave personal desde la aplicación para que se tenga validez la firma de los nuevos contratos, sin necesidad de acudir físicamente a una sucursal.

En este vídeo podrás verlo muy bien explicado

Lo mismo pasa con el pago de aquellos recibos que no tienes domiciliados en tu cuenta. ¿De verdad puedes pagarlo sin necesidad de pasar por ventanilla? Con la aplicación del BBVA para el móvil, basta con dar unos sencillos pasos en la aplicación y escanear el código de barras de este pago para que puedas, cómodamente y cuando tú decidas, hacer ese abono que tengas pendiente, sin que tengas que acudir a una oficina del banco.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos