Compartir
Publicidad

La bicicleta eléctrica y otros proyectos tecnológicos que se traducen en compromiso

La bicicleta eléctrica y otros proyectos tecnológicos que se traducen en compromiso
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Resulta paradójico que haya sido la tecnología, con sus motores de combustión y otros avances industriales, la que nos haya traído hasta esta situación insostenible a nivel medioambiental, y al mismo tiempo sea también la tecnología la que nos pueda sacar de este atolladero.

Proyectos tecnológicos como la bicicleta eléctrica, las energías renovables, las baterías de flujo y muchos otros que se traducen en compromiso, son los que están poniendo las bases de un mundo sostenible.

La bicicleta eléctrica, al rescate de las ciudades

Las bicicletas eléctricas son un avance tecnológico que ha acudido al rescate de las ciudades. Básicamente se trata de bicicletas convencionales con un motor eléctrico que nos ayuda a pedalear (aunque algunas presentan diseños futuristas o retro) de manera que el esfuerzo que tenemos que realizar es mucho menor.

Este menor esfuerzo hace que sean aptas para la mayoría de la población y para muchos más usos. Ya no deberemos preocuparnos por llegar sudados a clase o a esa reunión tan importante. De alguna manera se podría asimilar a ir en moto, pero con diferencias sustanciales.

Proyectos Tecnologicos Compromiso 2

Así, por ejemplo, las bicicletas eléctricas no tienen acelerador, ya que el motor eléctrico solo cumple la función de asistencia al pedaleo, deteniéndose si dejamos de pedalear, frenamos o superamos los 25km/h. Además, la potencia de dicho motor está limitada a 0,25 kilovatios (ni medio CV), por lo que se pueden usar legalmente como si fueran bicicletas normales. No pagan impuestos, ni se necesitan seguros obligatorios ni carnets de conducir, pudiendo circular por el carril bici.

La baja potencia de este motor, de sobra para ayudarnos a subir cuestas y a pedalear sin esfuerzo, hace que su consumo sea muy pequeño, y que con una batería ligera que solo cueste cuatro céntimos en electricidad de recargar, podamos conseguir una autonomía de 50 kilómetros.

Con este consumo, y con la producción de electricidad cada vez compuesta por más energías renovables, no cabe duda de que la huella de carbono de las bicicletas eléctricas es insignificante. Pero lo más importante es que su uso ayudaría a descongestionar las ciudades y, a la larga, que el urbanismo no condicionara su diseño a las necesidades del coche. Finalmente, coger la bici todos los días, aunque sea eléctrica, tendría un efecto beneficioso en la salud pública, ya que un poco de ejercicio al día es la mejor manera de mantenernos en forma y saludables.

Las baterías de flujo: para poder llenar el depósito con agua

Proyectos Tecnologicos Compromiso 3

La primera vez que oí lo de baterías de flujo no pude sino pensar en el "condensador de fluzo" de Regreso al Futuro, pero la verdad es que hay que reconocer que lo de poder llenar el depósito del coche con agua, que es lo que se puede hacer con estas baterías, sí que suena un poco a ciencia ficción.

En realidad, las baterías de flujo llevan tiempo usándose a gran escala para almacenar energía en parques eólicos y solares. Su funcionamiento es relativamente sencillo, haciendo pasar dos líquidos cargados positiva y negativamente a ambos lados de una membrana para generar electricidad.

Estas baterías se pueden volver a cargar como cualquier otra, enchufándola a la corriente, pero también sustituyendo el líquido descargado (una suspensión en agua de sales metálicas) por uno con carga. Así, podríamos repostar en una gasolinera, solucionando el problema de autonomía de los coches eléctricos, y siendo un sistema más sencillo que el de las baterías de hidrógeno.

El mayor reto de este tipo de baterías es adaptarlas a un vehículo sin que condicione su diseño y eficiencia, pero ya hay proyectos tan interesantes como este prototipo de nanoFlowcell, que ofrece 920cv de potencia y 600 kilómetroes de autonomía, y que ya circula por Europa.

La energía solar para el autoconsumo

Proyectos Tecnologicos Compromiso 4

Aproximadamente el 10% de la energía eléctrica producida se pierde en su transporte y distribución. Por otro lado, en España más de la mitad de la energía que producimos todavía no es renovable. Así pues, que aumente la energía solar para el autoconsumo (las que instalamos en el tejado de casa) ayudaría a mejorar sensiblemente esas cifras.

Además, el hecho de que las placas solares (tanto voltaicas como térmicas) sean cada vez más económicas de instalar, y que exista una creciente concienciación social para reducir nuestra huella de carbono, ayudará a que cada vez más hogares produzcan más energía de la que consumen.

Pero eso no es todo,las placas solares fotovoltaicas son perfectas para combinar con un coche, una moto o una bicicleta eléctricos, de forma que la "gasolina" nos salga gratis, tanto a nosotros como al medio ambiente.

Envases sostenibles

Proyectos Tecnologicos Compromiso 5

Los proyectos tecnológicos que hemos comentado hasta ahora son todos muy visibles. Cada vez hay más bicicletas eléctricas por las calles, los coches eléctricos de diferentes sitios se van haciendo un hueco en grandes ciudades y las placas solares son algo bastante habitual en los tejados de las casas.

Sin embargo, hay otros proyectos tecnológicos más complicados de apreciar, pero cuyo compromiso y beneficio para el medio ambiente es notorio. En esa línea se encuentran los avances para conseguir que los envases sean sostenibles, haciéndolos cada vez más ligeros y usando materiales reciclables y reciclados.

Seguro que si tenéis en casa alguna lata de refresco de hace unos años podréis comprobar cómo antes se usaba mucho más aluminio en su elaboración, con paredes relativamente gruesas, mientras que hoy en día su espesor es muy reducido. Por ejemplo, una lata de Coca-Cola antes pesaba 35,3 gramos, y ha conseguido adelgazar un 31% hasta los 24 gramos, reduciendo el espesor de las paredes a solo 0,21 milímetros.

Mejoras similares se han conseguido en las botellas de plástico PET (100% reciclable), que también han reducido su peso en un porcentaje similar, y además se elaboran con un 15% de PET reciclado.

Proyectos Tecnologicos Compromiso 7

Estas reducciones de solo gramos pueden parecer irrisorias, pero ahora multipliquemos esos gramos por los millones de botellas que se distribuyen cada año, y podréis haceros a la idea de cómo se ha conseguido reducir su huella de carbono en todo su ciclo de vida: menos material necesario para su fabricación, menos peso en los camiones y menos material para ser reciclado.

Las mismas medidas se pueden aplicar a otro sectores, como por ejemplo al de los muebles o los electrodomésticos, con embalajes que busquen minimizar el impacto medioambiental aprovechando bien los materiales y, sobre todo, el espacio en los medios de transporte: cada centímetro ahorrado supone más cantidad de unidades que caben en el contenedor de un barco o en un camión, y por lo tanto menor gasto de energía para su transporte.

La impresora 3D que recicla

Las impresoras 3D están revolucionando el mundo del diseño industrial. Permiten reproducir modelos de los diseños casi sin esfuerzo, lo que facilita mucho el proceso de creación, basado en gran medida en la prueba y el error, y que antes se veía condicionado por los costes y el esfuerzo de recrear los diseños con otros materiales y métodos.

Proyectos Tecnologicos Compromiso 6

Sin embargo, hay algunos modelos que van un poco más allá, como EKOCYCLE, la impresora 3D que recicla. Diseñada por will.i.am en colaboración con Coca-Cola, esta impresora utiliza cartuchos en los que el material proviene de botellas de Coca-Cola recicladas, de manera que el 25% del PET utilizado en el producto final es reciclado.

Las impresoras en 3D ya son por sí mismas un proyecto tecnológico comprometido, pues reducen el impacto medioambiental de los procesos de diseño, pero si encima utilizamos materiales reciclados como "tinta", estaremos logrando que ese impacto sea menor todavía.

Estos son solo algunos ejemplos de proyectos tecnológicos que se traducen en compromiso. Afortunadamente, por fin estamos empezando a usar la tecnología para que nuestra presencia en la Tierra no acabe con ella, y cada día aparecen nuevas ideas y proyectos de este tipo. ¿Qué otros conocéis vosotros?

Historias destacadas en este artículo

Imágenes | Ariel Rider, nCycle

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos