Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿El celular ha mejorado el mundo de la fotografía o está matando su esencia?

¿El celular ha mejorado el mundo de la fotografía o está matando su esencia?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Que una de las grandes apuestas de desarrolladores y diseñadores de smartphones del último año ha sido la mejora de las prestaciones fotográficas de sus dispositivos es una realidad innegable que evidencian celulares de la talla del Samsung Galaxy S6 Edge –con una cámara frontal de 16 megapíxeles, entre otros.

Una tendencia que, si bien no es nueva, ha experimentado una modernización significativa y ofrece muchas posibilidades hasta ahora impensables, como la incorporación de modos que juegan con el obturador, la opción de disparar en RAW y un largo etcétera que nos hacen cuestionarnos si la popularización de los terminales como si de cámaras de fotos se tratase está matando la esencia de este arte o todo lo contrario.

Cinco años de mejoras técnicas

Movil Camara

De esta manera, no solo se han incrementado los megapíxeles de las cámaras traseras, sino que incluso se ha incorporado el flash a las delanteras, un añadido que hace honor a los selfies y permite obtener unos de mayor calidad (y luminosidad, por supuesto).

Y precisamente esta clase de autofotos supone una de las principales innovaciones que ha traído consigo la popularización de la fotografía en el móvil. Una moda de dudoso gusto pero que resulta útil a la hora de indicar dónde nos encontramos, si salimos de viaje, solos, etcétera. Además, puede mejorarse la calidad de los resultados sin nos valemos de accesorios como el palo-selfie y otros gadgets específicos.

Las implementaciones también están relacionadas con las aplicaciones que vienen instaladas por defecto en los teléfonos inteligentes, es decir, en los editores, zooms, ópticos, estabilizadores de imágenes, filtros y similares. Por no hablar de los objetivos adicionales que pueden añadirse a sus lentes.

Galaxycollage

Una virtud más de la fotografía en el móvil tiene que ver con la memoria. Es decir, los teléfonos prescinden de las tarjetas adicionales y aprovechan la propia SD sin problemas, sin que esto afecte a la velocidad del guardado. Además, nos dejan tomar las mejores capturas en cualquier momento, es decir, sin tener que cargar el peso de la cámara colgando sobre el cuello.

Respecto a las modificaciones que tienen que ver con la velocidad del obturador y al formato RAW (que nos brinda la oportunidad de alterar las condiciones de la toma incluso después de capturarla), no podemos evitar comentar que se trata de una prestación que no ofrecen las cámaras compactas.

Trucos exclusivos para el móvil

Además existen una serie de trucos que puedes poner en práctica con la cámara de tu celular y que no son posibles de aplicar en una réflex ni en una compacta. Algunos son:

  • Colocar el teléfono dentro de un recipiente de cristal y tomar una imagen bajo la nieve, el hielo u otra superficie “peligrosa”.
  • Cortar un trozo de cartón y ponerlo sobre el sensor para obtener un efecto retro, con rebordes.
  • Soplar una gota de agua con una pajita en el objetivo para lograr una suerte de ojo de pez y distorsionar el resultado.
  • Usar unas gafas de sol a modo de filtro.
  • Construir un trípode casero con una cuerda.

Del fotógrafo profesional al ¿fotógrafo móvil?

Girl 549152 640

Fruto del avance tecnológico y como ha sucedido en no pocos ámbitos, la figura del profesional también ha cambiado; pero no solo eso, sino que este mercado, lejos de sustituir a los tradicionales, ha dado lugar a otros muy distintos. De esta manera y aunque la figura del fotógrafo experto no ha desaparecido; instagramers y fotógrafos móviles se han colado para compartir contexto.

Sin embargo y obviamente, su ámbito de actuación e influencia no es el mismo ni mucho menos sino que, por ejemplo, los primeros se circunscriben a agencias de medios, páginas web y empresas especializadas y estudios; los segundos se centran en las redes sociales.

Samsung

De la misma manera, no podemos olvidar que estos últimos constituyen una excelente fuente para la actualidad, ya que, si bien no suelen lograr imágenes tan trabajadas (fruto, básicamente, de un desconocimiento y de la falta de especificaciones técnicas) pueden captar “la foto”, es decir, aquella que se circunscribe a un momento concreto, para el cual los objetivos más grandes no estaban preparados pero que resultan de gran ayuda a la hora de ilustrar la información.

Existen casos como el de Kevin Russ, en contrapartida, que llaman poderosamente nuestra atención. Se trata de un fotógrafo estadounidense de paisajes (en especial se centra en los del suroeste del país) cuyas únicas herramientas de trabajo son su smartphone e Instagram. Pero no es lo habitual.

Otros aspectos que no deberíamos perder de vista

Galaxy

En todo caso, no son los celulares los que han modificado significativamente la manera que tenemos de tomar nuestras imágenes, sino que el nacimiento de las cámaras digitales ya lo alteró hace más de dos décadas. Un cambio que se plasmó, principalmente, en el incremento del número de capturas y en el almacenaje de las mismas, que pasó, del soporte físico a la nube.

La preparación de la escena es otro de los aspectos que se han visto afectados. Si bien anteriormente se destinaba un tiempo a pensar en la composición y a elaborar el conjunto, prescindir de los carretes y permitir un espacio ilimitado le quitó rigurosidad y minuciosidad a este procedimiento.

Y tú, ¿crees que las cámaras han acabado con la esencia de la fotografía tradicional?

En Mundo Galaxy

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos