Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

11 estados mentales y situaciones reales que solo un runner con smartwatch puede entender

11 estados mentales y situaciones reales que solo un runner con smartwatch puede entender
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Que el deporte es quizá, el ámbito por el que desarrolladores y firmas se han inclinado con mayor frecuencia a la hora de crear su tecnología que se viste es una realidad que se ha plasmado en la aparición de nuevos y variados wearables que abarcan desde las camisetas capaces de monitorizar nuestras constantes hasta pulseras de actividad física.

Sin embargo, en este contexto, existe un claro ganador: el smartwatch. Un gadget de gran utilidad para aquellos que adoran ponerse un par de tenis y salir a trotar unos kilómetros. Hoy te presentamos algunas situaciones ante las que se podría encontrar un runner que te ayudarán a comprender la cuestión.

1. Estoy perdido

Una de las grandes ventajas de esta clase de relojes es que suelen contar con un GPS integrado, un sistema que no solo te ayudará a orientarte, sino que servirá para localizarte y que podrás emplear para medirte con tus compañeros gracias a la sincronización con aplicaciones como Runtastic o Nike+, entre muchas otras. De igual manera, en el caso de las carreras de montaña, si has perdido al pelotón, te ayudará a seguir en el buen camino.

2. No me siento bien

Aunque lo mejor es que prestes atención a tus sensaciones corporales y que aprendas a conocer cómo responde tu cuerpo ante determinados esfuerzos, en ocasiones existen factores ambientales que pueden confundirlo. Conocer tus pulsaciones te permitirá descartar anomalías y alejarte de las lesiones. Por fortuna, los smartwatches suelen contar con un sensor específico.

Esta utilidad te servirá también para programar tus entrenamientos y conocer si estás ganando resistencia, quemando grasa y, en definitiva, logrando el objetivo que te has marcado.

3. Día de gimnasio

Asimismo, aquellos días en los que tienes que ir al gimnasio, este accesorio se convertirá en el aliado perfecto. No solo porque puedes instalar en él aplicaciones que te ayuden a sacarle todo el partido a esta sesión indoor sino porque también integra juegos y otros servicios que te mantendrán entretenido.

4. Perdí la cuenta de los kilómetros que llevo corriendo

También puede ocurrir que pierdas la cuenta de los kilómetros que llevas corriendo, algo que no debería convertirse en un problema, especialmente si tienes activada la función de podómetro por defecto. El GPS y las aplicaciones mencionadas en el primer punto de nuestra lista también te serán de gran utilidad en estas situaciones.

5. Quiero ser mejor que mis amigos

Si quieres darle el gusto a tu espíritu competitivo y adoras medirte con tus amigos corredores, mejor que lo hagas con conocimiento de causa. Pongamos el caso de que te encuentras en una competición de montaña u entrenamiento colectivo y no sabes donde se encuentra el resto. El GPS y una aplicación de entrenamientos colectivos (por ejemplo) te ayudarán a saberlo en tiempo real, algo que te servirá para motivarte, acelerar o tomártelo con más calma si vas con ventaja.

Si, además de competir, te gusta presumir de tus resultados, un smartwatch te permitirá compartir tus logro en las redes sociales en un breve instante, algo frecuente entre los atletas en Facebook.

6. No quiero llevar un reproductor adicional

Si quieres prescindir de los gadgets añadidos y del molesto reproductor, con esta clase de relojes inteligentes podrás hacerlo sin problemas. Sincroniza tu lista de Spotify y otras aplicaciones similares, vale la pena; y prepárate para trotar al ritmo de tus canciones favoritas.

7. ¡Tremenda foto!

Especialmente si adoras correr lejos de los entornos urbanos, es más que probable que durante tu recorrido te encuentres con una imagen preciosa, un paisaje que desearías retener para siempre en tu cabeza. Por fortuna, algunos relojes incorporan una pequeña cámara que te dejará capturar este mágico instante.

8. No mejoro

También puede darse la situación de que, a pesar de nuestro duro entrenamiento y mayor esfuerzo, nuestras marcas (velocidad, tiempos) no mejoren de manera acorde y nos hallamos estancado. Para superarlo, nada como conocer tus pulsaciones y modificar la intensidad y las series en función de los resultados obtenidos. Una información que, también podrás usar para estar seguro de que te encuentras listo para competir.

9. No descanso

Como sabes, no solo el entrenamiento es clave para lograr nuestros objetivos, sino que un descanso apropiado resultará fundamental. Y no nos estamos refiriendo solamente al número de horas sino a la calidad del mismo, las condiciones ambientales (temperatura, luz, ruido y similares) y demás. Un sueño –reparador o no- que tu reloj te permitirá conocer mejor.

10. Sudé demasiado

También es posible que, si has transpirado mucho, tocar la pantalla y controles del reloj no resulte cómodo. Por fortuna, los comandos y control a través del software de reconocimiento de voz también son posibles en este tipo de wearables. Detén el cronómetro sin necesidad de presionar la pantalla.

11. Me caí y necesito pedir ayuda

Un smartwatch te será de gran utilidad en caso de un accidente (más frecuentes en el trail running) pues, con él no solo podrás llamar por teléfono sino también enviar mensajes de texto, correos electrónicos y whatsapps; así como recibir notificaciones cada vez que te manden uno.

Al margen de estas situaciones y si eres un corredor habitual, seguro que se te ocurren otras tantas en las que un smartwatch te será de gran ayuda. ¡Cuéntanoslas!

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos