Compartir
Publicidad
Vale, las aerolíneas no te dejan volar con el Note 7, ¿pero cómo saben si llevas o no el teléfono?
Móviles

Vale, las aerolíneas no te dejan volar con el Note 7, ¿pero cómo saben si llevas o no el teléfono?

Publicidad
Publicidad

Esta mañana nos hemos enterado de que en Estados Unidos subir a un avión con el Galaxy Note 7 se ha convertido en un crimen federal. En Europa no hemos llegado a tanto, pero las aerolíneas llevan días advirtiendo a sus pasajeros de que si tienen este modelo lo mantengan apagado y no lo enciendan durante el vuelo.

Todos los aeropuertos están avisando de que nadie use el Note 7, pero no hay procedimientos de revisión para saber si hay alguna persona con uno, lo que puede acabar traduciéndose en retrasos en los vuelos si una vez a bordo se detecta que alguien lleva el móvil. ¿Tienen pensado los aeropuertos o aerolíneas hacer algo al respecto?

Nos hemos puesto en contacto con AENA y algunas de las aerolíneas que operan en España. Les hemos preguntado cuales son las medidas que están tomando, y si alguna de ellas está entrenando a su personal de tierra para revisar equipajes en busca de este dispositivo antes de que los pasajeros suban a bordo.

Confiando en la buena voluntad de los pasajeros

Aviso Note 7

En primer lugar hemos hablado con AENA para preguntarles cómo es posible que un dispositivo considerado peligroso no esté siendo revisado. Lo que nos han respondido es que no hay ninguna normativa de seguridad que impida volar con ellos, por lo que en los filtros no se está tomando ninguna medida extraordinaria.

"El caso de los aeropuertos españoles, que se rigen por las normativas europeas de seguridad aeroportuaria, en los filtros no se aplica ninguna medida de seguridad con este teléfono ni se puede prohibir su entrada, puesto que no hay ninguna normativa de seguridad que impida volar con ellos".

"Lo que sí nos consta es que en las medidas de seguridad (safety) de las compañías se advierte antes de despegar que los móviles Galaxi Note 7 deben estar apagados durante el vuelo".

Así pues, la bola queda en el tejado de las diferentes aerolíneas. Nos hemos puesto en contacto con Iberia, una de las principales aerolíneas de España, y también les hemos preguntado si estaban entrenando al personal de tierra para detectar este teléfono. Su respuesta ha sido "nosotros confiamos en la buena voluntad".

"Nosotros confiamos en la buena voluntad"

Nos han explicado que ellos han puesto una información en su página web advirtiendo sobre el móvil, y también en los mostradores de facturación. Además, la tripulación de a bordo advierte durante el discurso de bienvenida que este tipo de móvil en concreto tiene que estar apagado. Pero en cuanto a detectarlo, nos dicen que confían en que la gente haga caso de lo que se les dice.

Otras aerolíneas como Air Europa nos han venido a decir lo mismo, nos han referido a un boletín especial publigado en su página web advirtiendo de que a los pasajeros que intenten viajar con sus dispositivos Samsung Galaxy Note 7 les será denegado el embarque, aunque admitiendo que no están haciendo que su personal de tierra vigile activamente quién puede llevarlos encima.

Un discurso más rotundo nos lo ha dado Airberlín, donde nos han contado que ellos sí que le han dado orden de actuar a su personal de tierra en el caso de que detecten que algunos de sus pasajeros lleva el teléfono de Samsung. En cualquier caso, nos lo dicen sin entrar en detalles, por lo que nos quedamos con bastantes dudas.

"La seguridad es siempre la más alta de las prioridades de AirBerlin. Por lo tanto, el transporte de los dispositivos Galaxy Note 7 está prohibido en todos los vuelos de Airberlin con efecto inmediato. Airberlin ya había prohibido antes el uso del Galaxy Note 7 a bordo de cualquier viaje.

Nuestro personal de a bordo y de tierra ha sido informado y están en estrecho contacto con las autoridades de los aeropuertos.

Como veis siguen faltándonos datos clave. Ellos dicen que su personal de tierra está ha sido informado, pero es que al fin y al cabo eso es lo que hacen todas las empresas sin entrar a hacer ningún tipo de control extra. Esto nos lleva a pensar que sí, si te pillan con un Note 7 pueden tomar medias contra ti, pero no parece que ninguna aerolínea esté haciendo esfuerzos extra por detectar quién lleva uno y quién no.

En Estados Unidos sí que se están poniendo serios.

Como hemos dicho al principio, en Estados Unidos, donde se vendieron más de dos millones de unidades del Note 7, llevar uno a bordo ahora es un crimen federal. De esta manera, si nos pillan subiendo a un avión con uno pueden caernos multas de casi 180.000 dólares por cada día que se viole la prohibición, y podría llegar el caso de que se aplicaran sentencias de hasta 10 años de cárcel según el marco legal estadounidense.

Eso sí, los federales han dicho que también son las propias aerolíneas las que se tienen que encargar del control de los teléfonos:

Si un miembro de la aerolínea observa que un pasajero está en posesión de un dispositivo Samsung Note 7 antes de embarcar en un avión, la compañía aérea deberá denegarle el embarque al pasajero a menos que y hasta que se despoje del dispositivo. Los pasajeros absolutamente nunca deben empacar los teléfonos en su equipaje facturado.

Además, en el comunicado también se dice que si los tripulantes del avión detectan un Note 7 en medio de un vuelo, tienen que instruir al pasajero para que apague el dispositivo y no lo utilice ni cargue mientras esté en el avión. El pasajero también tendrá que proteger el dispositivo de una activación accidental y llevarlo siempre encima, nunca en el compartimento superior o el bolsillo del asiento durante la duración del viaje.

En cualquier caso volvemos a estar en las mismas. Las autoridades le pasan la pelota a las propias aerolíneas, pero estas no parecen estar tomando ninguna medida extra a la hora de controlar quién lleva y quién no el teléfono, por lo que todo queda pendiente de la casualidad de que puedan ver alguno o de que otros pasajeros delaten a quien lo lleve.

La medida estadounidense ha llegado después de que varias aerolíneas tomen medidas que han ido más allá de prohibir subir el móvil a bordo. Algunas como Virgin America, Delta Air Lines o Alaska Airlines por ejemplo han decidido equipar sus aviones con bolsas resistentes al fuego para sellar móviles o portátiles que pudieran tener problemas con su batería, mientras que otras han metido extintores a bordo y han entrenado a su personal para utilizarlos.

En Xataka | El recambio del Note 7 que ofrece Samsung a sus dueños es el S7 o el S7 Edge más la diferencia en precio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos