Síguenos

google_g1_phone_desktop.jpg

Bueno, pues oficialmente ya podemos hablar del primer teléfono con Android. Es el T-Mobile G1 y sale al mercado en unas semanas con la operadora T-Mobile. Casi podemos hablar del primer teléfono Google porque llega equipado con el sistema operativo Android y cargado de aplicaciones de Google, pero en realidad lo fabrica HTC.

El T-Mobile G1 sale a la venta el 2 de octubre por 179 dólares con un contrato de 2 años con la operadora. De momento no sabemos cuándo dará el salto a nuestro país. Pero no debería tardar, pues en el Reino Unido lo tendrán antes de finales de año y a comienzos de 2009 llegará a algunos países de Europa. Aunque España no está de momento entre ellos, seguramente pronto se anuncie la operadora que lo traerá. En Xataka apostamos por Vodafone, tomad nota.

Diseño y especificaciones

Lo que seguro que nos llama la atención del teléfono G1 es su diseño, que ha sido subordinado a la usabilidad del teléfono. Al menos en teoría. Cuenta con una pantalla táctil de 3.1 pulgadas que nos ofrece una resolución justa de 480×320 píxeles. Para el que quiera compararlo con el iPhone, el T-Mobile Phone es más grueso y pesado.

La gran ventaja y novedad de este teléfono G1 es que bajo la pantalla, mediante un deslizamiento de la misma, nos encontramos con un teclado completo que nos facilitará el uso de correo electrónico y diversos servicios en los que debemos escribir bastante. No es un teclado tan cómodo como el de la Blackberry Bold pero al fin y al cabo es completo y eso siempre es una alegría.

Google-G1.jpg

Para controlar el equipo contamos también con un trackball similar a la perla de las actuales Blackberry, que complementa el control táctil del teléfono.

Hablando del terminal en sí, el T-Mobile G1 es un equipo cuatribanda, que podemos usar en cualquier parte de mundo, con conectividad HSDPA/UMTS y WiFi 802.11b/g. Lleva también GPS integrado, perfecto para complementar el servicio Google Maps.

Pasamos ahora a hablar de la cámara de fotos, que es del estilo de la del iPhone, con 3.1 megapíxeles pero poco más. Ni flash, mi grabación de vídeo pero sí que incorpora autoenfoque. Eso sí, el geoposicionamiento y la subida a Internet viene de serie.

Una sorpresa no esperada podría ser la ausencia de Bluetooth con perfil estéreo. Si criticamos duramente a Apple por ello, no vamos a dejar de hacerlo con el T-Mobile G1.

El G1 no lleva tampoco memoria interna digna de mención. El almacenamiento se lo debemos confiar en su totalidad a las tarjetas microSD. De serie viene con una de 1 GB que podemos de momento ampliar hasta los 8 GB.

La autonomía no parece que vaya a ser un caballo ganador para el teléfono de HTC. Nos aguanta 5 horas en conversación y no sabemos exactamente su comportamiento cuando hacemos uso intensivo de todos los servicios que nos ofrece el teléfono.

Android

A falta de probar el teléfono, el verdadero atractivo de este terminal no se ve a simple vista. Va en el interior y se llama Android. Al contrario que el sistema operativo del iPhone, Android es un sistema operativo abierto, que permite su modificación y personalización.

android_art_270x249.png

Llega junto con una tienda para aplicaciones, desde donde nos podremos descargar aplicaciones que la comunidad saque para este teléfono con Android. Y para el tema multimedia, contamos con la implementación de la tienda de música de Amazon.

Con el T-Mobile G1 ya llevamos de serie la aplicación Amazon MP3, donde encontramos unas 6 millones de canciones MP3 libres de protección DRM. Un aspecto a tener en cuenta es que para escuchar la música podemos usar la red de datos, pero para descargar las canciones debemos tener conectividad WiFi.

Donde de verdad se comporta de forma genial el teléfono G1 es en el trabajo con Internet. El navegador es similar al Safari de Apple para el iPhone, pero el verdadero potencial lo obtenemos cuando usamos los servicios de la empresa del buscador: Gmail, Google Maps, Calendar, Youtube, etc.

A pesar de ser un teléfono que da protagonismo a los servicios de Google, podemos configurar cualquier sistema de mensajería instantánea y también de correo electrónico. Lástima que no parezca soportar Microsoft Exchange.

En las primeras pruebas con el teléfono, parece que es necesario contar con una cuenta de Google para usar el teléfono. Extraño. Una vez identificados, la sincronización de correo y calendario es instantánea.

La interfaz del programa es muy configurable, la que más de los teléfonos actuales, y parece que funciona con fluidez.

¿En qué es diferente al iPhone de Apple?

Si obviamos el diseño, la gran diferencia del T-Mobile G1 respecto al iPhone de Apple está en lo cerrado o no de su sistema operativo. Son dos extremos, dos polos puestos que librarán una batalla por ver realmente qué es lo que el consumidor realmente quiere para su teléfono.

Más información | HTC.

Sitio Oficial | G1 T-Mobile.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios