Sigue a Xataka

Motorola Startac

En apenas 15 días dará comienzo una nueva edición del Mobile World Congress en Barcelona. Mientras esperamos a que llegue la fecha, hemos vuelto la vista atrás para seleccionar 15 teléfonos muy especiales. Se trata de los 15 terminales más famosos, populares o innovadores de la era pre-smartphone.

No es fácil confeccionar una lista de terminales que ya comienzan a ser algo más que teléfonos, y somos conscientes de dejarnos muchos en el tintero. Por pura convención, hemos decidido marcar el final de la era pre-smartphone en 2007, año en que fueron lanzados al mercado el Nokia N95 y el primer iPhone. Pero ahora remontémonos hasta el año 1996 de la mano de nuestro primer venerable, el Motorola Startac.

Lanzado en enero de 1996, el Motorola Startac tiene el honor de ser el primer móvil con formato de concha completo o Clamshell. También es el primero en incorporar los avisos por vibración, una tecnología heredada de los busca de la compañía.

Mototola Startac

Motorola Startac, un pionero

El Startac era ligero (94 gramos) y muy pequeño para la época (46 × 87 × 20 milímetros cerrado). Para desplegar la antena había que tirar suavemente de ella y se rompía con facilidad. También fue el primero en soportar mensajería SMS, y eso que era una tecnología en plena implantación. A la primera versión, la 1300, con pantalla monocroma LED en rojo le siguieron varias ya con pantalla digital. Fue el primer móvil en venderse con una segunda batería conectable desde fuera.

El formato del Startac fue tan rompedor que vendió 60 millones de unidades pese a arrancar con un precio de 1.000 dólares, una fortuna para la época. Fue avistado como el teléfono de los agentes Mulder y Scully en Expediente X y protagonizó los deseos tecnológicos de toda una generación. A día de hoy pueden comprarse versiones actualizadas (capaces de funcionar sin problema en las redes actuales) de este veterano a un precio de 150 euros.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios