Síguenos

Nokia Microsoft

Nokia se la jugó a una carta con Windows Phone, colocándose como la empresa principal para la plataforma de Microsoft. La gente de Windows estaba contenta con la posición, y no parecían interesados en restarles protagonismo, y por lo tanto, no había necesidad de crear hardware de marca propia, ni darle celos con otros fabricantes.

Unos días antes de la presentación de Windows Phone 8, Stephen Elop contó que él no tenía ninguna información relativa a un teléfono de Microsoft, pero que consideraba que su llegada sería bienvenida para estimular la plataforma. Esa era la única opinión que teníamos por parte de Nokia, hasta que nos encontramos con una en un tono diferente.

A Nokia ya no le gusta tanto un teléfono Surface

ZDNet descubre en una documentación presentada por Nokia ante la SEC (U.S. Securities and Exchange Commission), que Microsoft podría presentar su propio teléfono, y no ser tan beneficioso para ellos. La fecha de la presentación es reciente, tres de marzo, y en un documento muy extenso podemos encontrar textos recogiendo situaciones de riesgo, que parece ser que también es el tono habitual en este tipo de documentaciones:

Microsoft puede tomar decisiones estratégicas o cambios que puedan ser perjudiciales para nosotros. Por ejemplo, además de la tablet Surface, Microsoft puede ampliar su estrategia para vender otros dispositivos móviles con su propia marca, incluyendo teléfonos inteligentes. Esto podría llevar a Microsoft a centrarse más en sus propios recursos y menos en los dispositivos móviles de otros fabricantes que operan en la plataforma Windows Phone, incluyendo Nokia

Para entender mejor la informaciones, necesitamos conocer que la SEC (U.S. Securities and Exchange Commission) es una agencia independiente del gobierno, que tiene como principal función la de proteger a los inversionistas y mantener la integridad de los mercados de valores.

Aunque no han vuelto a surgir rumores sobre el Surface Phone en los últimos días, resulta cuanto menos interesante interpretar que Nokia ve como un riesgo los movimientos que Microsoft pueda hacer con Windows Phone, cuando hace unos meses nos contaban que sería algo positivo.

Microsoft puede actuar de forma independiente a nosotros, si reduce su inversión en sistema operativo, o la interrumpe, nuestra estrategia móvil se vería directamente afectada negativamente

Nokia ahora mismo no es más que el pez más grande de una pecera muy pequeña como es Windows Phone, y Microsoft no ha dado muchos pasos para hacerla creer menos importante. Dejando a un lado a HTC, a la que eligió para presentar Windows Phone 8, no hay un trato especial con otros fabricantes.

Kin

También es importante ver las cosas con perspectiva, ya que el arranque de Microsoft como fabricante de dispositivos móviles no es bueno, no pudieron hacerlo con sus teléfonos Kin, y con la tablet Surface está costando bastante, especialmente con el modelo RT. Igualmente, Microsoft siempre ha expresado ganas de ampliar la familia desde que presentó Surface, y creemos que en cuestión de tablets, seguirán en el negocio.

No vendría mal tener un plan B

Reducir la inversión, terminar con la plataforma, o crear su propio hardware. Todas ellas son opciones que Nokia ve como peligrosas, ya que ellos son ahora mismo demasiado dependientes de Microsoft. En estos momentos son los que pensamos que un plan B siempre es necesario.

Con toda la carne que Microsoft ha echado en el asador, dudo que haya marcha atrás con la plataforma, por lo que de todos los riesgos que describen los finlandeses, me quedo con uno: ¿Cree Nokia que habrá un teléfono Surface?

Surface

Vía | ZDNet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios