Síguenos

El teléfono móvil podría convertirse en un inesperado aliado en la detección de las depresiones de los adolescentes. Sería a través de una aplicación Java desarrollada por el “Murdoch Children’s Research Institute”, la cual realiza cuestionarios varias veces al día a los jóvenes acerca de dónde están, con quién y situaciones de conflicto. La información es enviada a los investigadores (en un primer plazo mediante BlueTooth, se trabaja para que se haga de forma automática a través de SMS), los cuáles obtienen elementos de juicio para diagnosticar de forma temprana síntomas de depresión. Después de todo, el hecho de que gran parte de los adolescentes tengan teléfono móvil va a acabar siendo una “bendición” para sus progenitores.

Vía | ZdNet.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios