Sigue a Xataka

Motorola Motoluxe

No es un cuatro núcleos. Ni siquiera es un doble núcleo. Por no llegar, su procesador no llega ni a 1GHz y, sin embargo, el Motorola Motoluxe tiene ese discreto encanto de un gama media que, lo que hace, lo sabe hacer muy bien.

Dotado de una pantalla de cuatro pulgadas en un cuerpo apenas un par de milímetros mayor que el del iPhone, el Motorola Motoluxe demuestra una versátil capacidad multimedia y todos los caramelos típicos de Android en su versión 2.3.7 Gingerbread.

Motorola Motoluxe

Motorola Motoluxe. Diseño

El Motoluxe es un terminal que, a la luz de los mastodontes que se llevan ahora es casi hasta pequeño. Sus dimensiones son de 117.7 × 60.5 × 9.9 milímetros y su peso es de unos discretos 124 gramos. Un tamaño, en definitiva, perfecto para llevar encima sin que moleste.

El terminal hereda el revestimiento de goma suave que ya vimos en el Xoom 2 Media Edition. Lo cierto es que es un material con buen agarre, suave al tacto y que no coge ninguna huella.

Motorola Motoluxe

Motorola ha querido diferenciar al Motoluxe añadiéndole un elemento más de estilo que de otra cosa. Se trata de un LED de gran tamaño que cambia de color en función del tipo de notificación que recibamos. Este LED esta oculto en un canal de la parte inferior al que también se pueden sujetar adornos. No es algo muy tecnológico, pero le da un punto de diferenciación muy llamativo para el usuario que no busca tecnología sino estilo.

Pantalla y conexiones

El Motorola Motoluxe exhibe una pantalla LCD de 4 pulgadas con resolución 480 × 854 píxeles. Su densidad de píxel es de 245 puntos por pulgada.

Motorola Motoluxe

Sin ser una AMOLED ni incorporar tecnologías de mejora de la imagen, la pantalla del Motoluxe se ve bien, con una resolución satisfactoria y unos blancos puros sin apenas contaminación cromática.

La pantalla también se ve suficientemente bien a pleno sol. Su peor hándicap es la falta de una cobertura Gorilla Glass o equivalente que la proteja de ralladuras y golpes hasta cierto punto.

Los botones del Motoluxe son los canónicos en Android, con los cuatro habituales en el frontal, y controles de volumen y disparador de cámara en el lateral derecho. La parte superior es donde podemos encontrar el botón de encendido y bloqueo y la entrada jack de 3.5 milímetros para auriculares. En el lateral izquierdo tan sólo encontramos el MicroUSB para carga.

Motorola Motoluxe

El Motoluxe no dispone de salida HDMI, pero dado su procesador y el chip Adreno 200 que lo acompaña, posiblemente se viera un tanto sofocado para reproducir archivos de gran tamaño en Full HD.

Al retirar la tapa trasera encontramos las habituales ranuras para tarjetas SIM y MicroSD que, además, pueden manipularse sin necesidad de retirar la batería.
Procesador, memoria y rendimiento

Componentes internos

El terminal está dotado de un procesador Qualcomm Snapdragon MSM 7227A a 800 MHz con chip gráfico Adreno 200. Lo cierto es que, como procesador, se queda un poco cortito respecto a los gama media actuales, que ya están en torno a procesadores single core a 1 o 1.5 GHz.

Acompañan al procesador 512MB de RAM, 1GB de ROM que deja libre sólo 300MB para almacenamiento, y lector de tarjetas MicroSD de hasta 32 GB. En este sentido tampoco es muy generoso aunque no se le puede reprochar nada como gama media.

Motorola Motoluxe

A nivel de conectividad, el Motoluxe equipa las tecnologías reglamentarias en todo Smartphone que se precie. Encontramos HSDPA a 7.2Mbps y HSUPA a 5.76Mbps, WiFi N, Bluetooth 3.0 con perfil de audio A2DP, Radio FM e incluso WiFi Direct y DLNA. El Motoluxe es capaz de hacer tethering y la única conexión que le falta es NFC. Todas las conexiones han respondido bien salvo el GPS, al que le ha costado posicionarnos en interiores frente a una ventana donde modelos más grandes posicionan sin problema.

Cámara

Aunque dotada de un respetable sensor de 8 megapíxeles, la cámara del Motorola Motoluxe se comporta con cierta dureza. Dotada de autoenfoque y flash LED, no destaca particularmente sobre otros móviles y tiene los mismos problemas a la hora de bregar, por ejemplo, con fotos en bajas condiciones de luz.

Motorola Motoluxe

El enfoque se mueve a una velocidad satisfactoria y no hay aberraciones cromáticas graves. En lo que a vídeo se refiere, la cámara del Motoluxe es capaz de grabar a un máximo de 854 × 480 píxeles, los mismos que la resolución de pantalla. También está dotado de cámara delantera VGA para videollamada.

Batería y software

Sobre el papel, la batería del Motoluxe es una 1.400mAh capaz de aguantar 4.5 horas de conversación y 400 horaas en espera. Motorola no ofrece datos sobre su uso, por ejemplo, en vídeo. En el tiempo que hemos pasado con él, la batería se ha comportado con normalidad, rindiendo más o menos una jornada completa sin problemas, conectado a WiFi y con uso de notificaciones bastante intenso.

Motorola Motoluxe

El Motoluxe lleva Android en su versión 2.3.7 Gingerbread y por sus características no parece probable que llegue a actualizarse a Ice Cream Sandwich. Motorola ha incluido un sistema de desbloqueo en anillo que permite seleccionar distintas aplicaciones en un sólo movimiento. También encontramos algunos widgets bastante útiles como los que agrupan os últimos contactos o aplicaciones más utilizadas

El Motoluxe no puede competir con los grandes en términos de especificaciones, pero es un smatrtphone de entrada muy completo y equilibrado. En el mercado libre, su precio ronda los 260 euros, mientras que con operadora se lo ha quedado Orange, que lo ofrece a unos precios entre 0 y 180 euros. Podeis consultar todos sus precios en Xatakamóvil.

Motorola Motoluxe

Un Smartphone, en definitiva, sólido y versátil que puede venderse muy bien gracias a su precio contenido. Aunque no se le puedan pedir grandes alardes técnicos, será más que suficinte para un perfil medio de usuario.

En Xatakamóvil | Precios HTC One S, Sony Xperia S y los Motorola Motolux y Defy Mini con Orange
Más información | Motorola

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios