Sigue a

Microsoft Kin, crónica de una muerte anunciada

Ni dos meses ha conseguido sobrevivir la propuesta social de Microsoft en la telefonía móvil, en el día de ayer la compañía de Redmond anunció que no seguiría produciendo ni soportando ninguno de los dos teléfonos Microsoft Kin. Parece que los de Windows han decidido pasar muy rápido la página de una historia que viene de muy largo.

Al parecer las ventas han sido mínimas, algunos hablan de 500 unidades, cuestión que dudo teniendo en cuenta la población de Estados Unidos, pero lo que sí es una realidad es que la operadora implicada, Verizon, bajó recientemente sus precios a la mitad, detalle que algo tendría que ver con el mal funcionamiento en lo que respecta a ventas. Vamos a intentar explicar el porqué de esta decisión, y algunos puntos interesantes que aportaba la plataforma:

Microsoft Kin, el porqué de la decisión

El teléfono difícilmente iba a salir de EEUU si primero allí no funcionaba, como ha ocurrido, pero hay varios factores que deberían haberse trabajado:

  • El sistema operativo de Kin no es Windows Phone 7, anticipa muchos detalles del mismo, pero de cara a desarrolladores o usuarios no es lo mismo, y se ha creado mucha confusión en este aspecto.
  • Ni aplicaciones, ni juegos. Imposible triunfar sin ellos, sobre todo si te diriges a un público joven que saca mucho partido de los dispositivos móviles.
  • Tarifas bastante altas, en la línea de un Smartphone, para teléfonos dirigidos a gente joven.
  • Su punto fuerte, las redes sociales, están muy bien integradas en el teléfono, pero con los widgets realmente no podemos cubrir todas las posibilidades que nos da un acceso completo a la red, cuestión que podemos realizar en otros sistemas operativos con aplicaciones.
  • A mi no me desagrada, pero es cierto que los teléfonos no han entrado por los ojos del público, otras opciones asequibles por parte de Android pueden resultar más atractivas y funcionales, además de más asequibles.

La nube, lo bueno de la plataforma Kin

No sería justo si no reconociéramos que Kin no se presentó como un par de teléfonos orientados a su utilización en redes sociales y comunicaciones, detrás de él había mucho trabajo que con suerte será reciclado.

La funcionalidad más destacable es Kin Studio, desde una web sincronizada con nuestro dispositivo podíamos acceder a todos sus contenidos, llamadas, mensajes, fotos, vídeos. Esta apuesta por colgar nuestros contenidos en la nube es transparente y automática para los usuarios.

Otra opción a destacar es el acceso a Zune Pass desde los teléfonos, la integración de los diferentes servicios de Microsoft será uno de los puntos fuertes de Windows Phone 7. Quizás era demasiado pronto para hablar de Xbox Live en los teléfonos Kin, pero era completamente necesario.

Será muy interesante ver como llegan estas posibilidades en los nuevos teléfonos Windows Phone 7, ya que tanto la idea como su implementación es buena, sólo es cuestión de colocarlas en una plataforma con más posibilidades, y que funcione en el mercado.

Windows Phone 7, beneficiado

En primer lugar Microsoft se quita la presión de estar compitiendo con otros fabricantes cara a cara en el mercado, de la misma forma que Google decidió de vender el Nexus One por su cuenta, y tuvo que desistir. Parece ser que el rol de fabricante de terminales no es bienvenido entre los que ya controlan el mercado.

Google dejará de vender Nexus One en la tienda online, y las causas de su fracaso

Desde el punto de vista mediático, a Microsoft no le interesa que se pierda el foco de atención en Windows Phone 7, y tener dos plataformas funcionando al mismo tiempo de alguna forma conduce a eso. Creo que con la versión Windows Embedded Compact 7,dirigida a otro tipo de mercado, ya tiene bastante.

Los desarrolladores de aplicaciones no tienen que pensar en dos plataformas, ahora todos sus esfuerzos irán dirigidos a Windows Phone 7. Lógicamente toda la gente que está trabajando en la creación de Kin y su sistema operativo, pasan a ayudar al otro sistema operativo. Será muy interesante ver cómo servicios como Kin Studio o la interfaz Kin Spot, de forma adaptada, lleguen a Windows Phone 7.

Vodafone se queda sin los teléfonos

Vodafone era la operadora elegida para traer los teléfonos Kin a Europa, algo factible si tenemos en cuenta su relación con Verizon. Los teléfonos iban a llegar en otoño a nuestro país, y parece que iba a ser una apuesta importante para la operadora roja.

Supongo que Vodafone tendrá que tapar el hueco ocasionado para la campaña de otoño con otros teléfonos, no creo que de cara al público esta noticia preocupe demasiado, pero siempre es interesante que haya variedad en los mercados.

En Xataka | Microsoft Pink, el cuento de nunca acabar llega a su fin.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios