Compartir
Publicidad
Lo que el HTC One X9 nos dice de cómo será HTC en 2016
Móviles

Lo que el HTC One X9 nos dice de cómo será HTC en 2016

Publicidad
Publicidad

HTC lleva un tiempo de capa caída en cuanto a las ventas, pero sus modelos siguen llegando y no en un número reducido. El fabricante taiwanés trata de pulir sus defectos en unas gamas mientras que en otras, como los One M, repite errores de forma casi constante. El One M9, último modelo de la familia, seguía adoleciendo de los mismos fallos que el M7, incluso con algunos acentuados.

Ahora los focos de los medios se ponen en el futuro HTC One M10 pero la verdadera transformación de la compañía se está produciendo en otra gama. Los teléfonos de súper gama media están cobrando fuerza dentro de HTC. Tras el excelente One A9 del pasado año, este año hemos recibido el One X9, el modelo más potente que han traído al MWC de Barcelona.

A raíz de estos dos terminales, tanto el A9 como el X9, notamos algunos cambios en la filosofía de HTC y obtenemos algunas claves que pueden estar indicándonos cómo será HTC en 2016 y en el futuro. Los cambios en esta gama, algunos sutiles y otros más acentuados, pueden hacer que los M queden eclipsados. Y quizá eso sea lo mejor que le puede pasar a HTC.

La compañía que quería ser líder en diseño

HTC One M7

El HTC One M7 rompió moldes en 2013. Su cuerpo metálico de 4,7 pulgadas, con aquel panel FullHD que se veía de forma excepcionalmente nítida, fue toda una revolución. Era el primer aviso de que HTC quería enfocarse en una característica concreta de sus terminales: la excelencia en el diseño y la experiencia. Con Apple siempre en su punto de mira, en 2015 llegó el HTC One A9.

Acusado por muchos de ser un clon del iPhone 6s, lo cierto es que el HTC One A9 representó muchas cosas dentro de la compañía taiwanesa. Se convirtió en uno de los móviles más bonitos que habían construido, también en uno de los que mejor rendimiento desarrollaba y, algo a destacar, en un móvil en el que primaba la experiencia de usuario frente a los números. Los famosos números.

El HTC One X9 viene a completar la familia de los súper gama media, creemos que es la mejor forma de definirlos. De hecho, ahondando en la herida de las comparaciones, el One X9 es al One A9 lo que el iPhone 6s Plus al iPhone 6s. Un modelo que hereda lo mejor del terminal pequeño y lo potencia en algunos aspectos. Un camino que HTC debería seguir recorriendo.

Toda una declaración de intenciones

Htc One A9

Según la propia HTC, los acabados de los One A9 y One X9 son tan buenos que quieren que nos fijemos en la transición de la trasera a los marcos. El metal cepillado con el que está construida la trasera del One X9 proporciona un tacto agradable además de dar sensación de robustez. Pero no sólo ha habido cambio en los materiales.

Los seguidores de la marca taiwanesa habrán notado que la franja negra frontal ha desaparecido y los altavoces BoomSound, tan característicos de la marca, se convierten en altavoces más pequeños y colocados en los marcos. La relación de tamaño entre el frontal y la pantalla se optimiza, ofreciendo el máximo espacio para la experiencia multimedia. El One X9 es toda una declaración de intenciones.

Experiencia y no números

En HTC hacen mención a una serie de características que tienen un factor común: la experiencia. Llevamos nuestro smartphone a todas partes y por ello la pantalla crece pero es más transportable, la pantalla mejora la visualización para vídeos, juegos y productividad, los altavoces se desplazan pero no pierden potencia. La experiencia es el centro de la HTC que nos muestra el X9.

Htc One X9

Si nos fijamos en lo que hizo el One A9 hace unos meses, vemos lo mismo en el X9. No tenemos las mejores especificaciones del mercado, ni el terminal las necesita. Del Snapdragon 617 saltamos a un Helio X10, la pantalla es FullHD pese a su diagonal y los 3GB de RAM, aún siendo LPDDR4, son de lo más comunes. El One X9 ni compite ni busca hacerlo contra el S7 o el G5. Su liga es otra.

La nueva HTC

El HTC One A9 es caro, su fabricante nunca lo escondió. El One X9 no lo será tanto. HTC tiene claro con estos nuevos movimientos que la competición por tener el mejor smartphone no pasa por competir en potencia. Sí, hemos visto algunos Desire con el mismo diseño repetitivo que llevamos viendo algunos años, pero Roma no se construyó en un día.

Si lo que hemos visto en el One A9 y el One X9 es la nueva HTC, nos gusta mucho lo que estamos viendo. Construcción, cámara, sonido... los ingredientes para quienes quieren un smartphone fluido sin tener que levantar el capó para ver qué motor tiene equipado. De nuevo toca volver a la tan temida y odiada comparación: los ingredientes que buscan quienes compran un iPhone año tras año, experiencia.

Ojalá tengamos muchos más modelos en la línea de los A9 y X9, este año y los siguientes.

En Xataka | HTC One A9, análisis: un gran smartphone que se sale en diseño pero también en precio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos