Sigue a Xataka

LG Optimus L7 II

LG ha sido una de las compañías que más presencia ha tenido en el Mobile World Congress. Es cierto que ha tenido pocos anuncios en Barcelona, porque los hizo en las semanas previas, pero su stand es uno de los más completos y su propuesta para el 2013 es bastante extensa.

Este año veremos muchos terminales de los coreanos y uno de ellos será este LG Optimus L7 II. Hoy en Xataka os traemos una primera toma de contacto de uno de los pilares económico de la compañía para los próximos meses.

Una evolución conservadora

El año pasado LG cosechó muy buenos resultados con la familia L. Al final, los buques insignias no fueron relevantes y esta gama de terminales con un diseño a la moda y unas especificaciones más modestas funcionaron muy bien. Sus claves: la pantalla y la batería.

LG Optimus L7 II

Las mismas que este año emplean los coreanos y es que los nuevos L vienen con pocos cambios. Algo que se nota a simple vista cuando cogemos el teléfono. Lo cierto es que no era necesario pero se pierde el efecto novedad. Un diseño sencillo pero elegante.

Los materiales son agradables al tacto y la pantalla ofrece una calidad bastante buena dentro de la gama de producto que estamos hablando. Buen contraste, no se aprecian aberraciones cromáticas y el ángulo de visión es bastante extenso. Bien, pero insisto: pocas novedades.

Por fuera encontramos la introducción de un botón físico en la parte superior izquierda. ¿Su función? Incluir un atajo a la aplicación de notas. Detrás de esta decisión hay un estudio de cómo utiliza la gente el móvil y lo que buscan de él pero, en mi humilde opinión, su introducción es discutible.

LG Optimus L7 II

Teniendo en cuenta que no es un terminal que incluye una aplicación de dibujo muy potente ni cuenta con un stylus para dibujar, y partiendo de la base de que el dedo no es la mejor herramienta, no da la sensación de ser muy acertado. Quizá tenga su público pero al menos a un servidor le parece prescindible.

El procesador, un doble núcleo a 1GHz, mueve Android sin mayor problema. La capa de software es bastante atractiva y aquí hay que reconocerle a LG que ha tenido buen gusto. Aunque prefiero Android por defecto, es una de las capas de fabricantes más resultonas.

LG Optimus L7 II

La cámara de fotos, como siempre que probamos un móvil en las ferias, no nos permite ver la calidad que ofrece. En interiores, y con la luz de un stand muy bien iluminado, hemos podido ver que se porta bien. Enfoca rápido y la calidad es buena pero nos dejamos este apartado para un análisis en profundidad.

LG Optimus L7 II, primeras impresiones

LG me ha dejado un poco frío con la renovación de la familia L. Si bien es cierto que como terminales per se son parte de una gama media muy interesante, los cambios que presentan son más bien pocos. No esperaba un cambio radical pero sí algo que de verdad aporte valor para justificar evolucionar.

LG Optimus L7 II

Hay aspectos que no se contemplan en la toma de contacto, por limitaciones de uso, como la batería. Aquí he de aplaudir a LG y que haga un esfuerzo por meter más autonomía es elogiable. Veremos luego cuánto durará pero es genial que hayan cuidado este detalle cada vez más importante en la decisión de compra.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios