Compartir
Publicidad
Publicidad
LG G5: apuesta total de futuro por el teléfono modular
Móviles

LG G5: apuesta total de futuro por el teléfono modular

Publicidad
Publicidad

Renovar el teléfono más importante de la casa no es fácil para ningún fabricante, en el caso de LG la cosa se complica si tenemos en cuenta que sus creaciones siempre están valoradas por debajo de lo que realmente son. Les costó mucho arrancar en el mercado Android y parece que todavía tienen que saltar una valla más alta que otros, afortunadamente productos como el V10 la están colocando donde merece.

Si nos ceñimos al buque insignia, a mi me convencieron los dos últimos productos: el LG G4 es mucho mejor teléfono de lo que el mercado dice, y aunque había margen de mejora en muchos aspectos, en otros estaba a la vanguardia, diciéndole a la industria que aquí estaba LG empleando toda su tecnología. Al final se concibió un producto bastante redondo, como ocurrió con el G3, ambos al nivel del mejor competidor. ¿Qué habrán hecho con el LG G5?

Cambio radical en diseño y posibilidades gracias al concepto modular. Todos los teléfonos son parecidos y hay que destacar

Pequeña revolución. LG ha querido dejar los parámetros habituales en un segundo plano y darle importancia al concepto de ecosistema hardware, basado en módulos y accesorios. Hay tantos cambios y novedades que vamos a dividirlos en apartados, para que podamos centrarnos en detalle con cada uno de ellos.

Adelantar que desde el punto de vista tecnológico, LG G5 es un portento, todo está al máximo nivel de especificaciones. En cuanto a lo estético, eso ya entra dentro del gusto de cada uno, pero el hecho de que podamos añadir módulos nos parece todo un acierto.


Cuerpo de aluminio con botones reubicados

Podríamos decir que el plástico era el principal inconveniente a ojos de los que evalúan un teléfono de gama alta, también tenía sus ventajas, pero toda la industria ha dado el paso a mejores materiales, y LG no podía esperar más tiempo. En el LG G5 cambiamos aquella mezcla entre plástico y pseudo piel por un traje de aluminio.

Lo más interesante del asunto es que seguimos teniendo acceso a la batería, se puede sacar y cambiar por otra - es de 2.800 mAh -, manteniendo uno de sus valores tradicionales. Esto se consigue gracias al sistema modular que han ideado los coreanos, a través del cual vamos a poder añadir otros elementos.

¿Dónde están los botones traseros? Ya era una seña de identidad en los teléfonos de la firma de Seúl, pues aquí los borran del mapa, de alguna forma condicionados por un nuevo diseño, mucho más limpio en sus líneas.

LG consigue que la batería se pueda cambiar en un teléfono metálico

También es cierto que ahora hay una doble cámara detrás, y un sensor de huellas, hubiera quedado muy recargada la zona.

En cuanto a dimensiones, el teléfono es muy parecido en tamaño al LG G4, y eso que su pantalla ahora es ligeramente más pequeña - pasa de 5,5 a 5,3 pulgadas -. Pero debemos de tener en cuenta que ahora el gadget es metálico y modular, así que el resultado final conseguido en sus cotas es muy bueno: 149,4 x 73,9 x 7,7 milímetros, pesa 159 gramos.

No nos enamora en aspecto, al menos no al nivel de un Galaxy S6, habrá que tenerlo más tiempo en la mano para llegar a mayores conclusiones. Valoramos que no haya señal de antenas por ningún lado y la curvatura de sus líneas. El teléfono estará disponible en cuatro tonalidades: plata, gris, rosa y dorado.

Colores

Pantalla más pequeña, siempre alerta

Es complicado seguirles el rollo a los fabricantes, sus teléfonos crecen en cada generación, y ahora de repente, lo hacen más pequeño - la pantalla -. También puede estar condicionado por acercar con el tamaño que más se demanda, y luego dejar espacio para una phablet con características similares. Tiempo al tiempo.

El teléfono te muestra la hora y fecha en pantalla, aunque esté en modo dormido

La pantalla del LG G5 es de 5,3 pulgadas, sigue manteniendo tecnología LCD - IPS -, que es uno de los elementos más evolucionados por parte de la compañía coreana. Los principales parámetros están a gran nivel, como la resolución Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles), que en un panel de este tamaño da una densidad de píxeles de 554ppi.

Lo segundo a tener en cuenta, que bien tiene que ver con el software del equipo, es el sistema ’Always-on Display’, que nos muestra notificaciones en una zona de pantalla. El concepto es parecido a la doble pantalla del V10, pero usando solo una.

Front

Para conseguir que esto no gaste demasiada batería, sin ser un panel OLED, los chicos de LG han jugado con la gestión de memoria y retroiluminación de una porción. Se necesita solo el 0,8% de batería por hora de uso. Si sumamos el gasto de despertar el teléfono para ver las notificaciones - 150 veces al día de media -, conseguiremos incluso mejorar el consumo con este sistema.

Por último tenemos el modo ‘Daylight Mode’, consigue que el LG G5 tenga un mejor funcionamiento en exteriores. Es capaz de colocar unos niveles de brillo altísimos en situaciones concretas: 850 nits. Se nos pasó comentarlo en el apartado de diseño, pero la pantalla tiene una ligera curvatura que LG denomina 3D Arc Glass.

Estrena su modularidad con dos opciones

Podemos transformar al teléfono en un equipo de audio de alta fidelidad o en una cámara mucho más capaz. Solo hay que cambiar módulos

Depende de cómo evolucione esta historia, y de la utilidad real de los módulos, podemos encontrarnos ante un valor añadido que ningún otro se ha atrevido a meter en un teléfono.

Vale, tenemos a Google creando dispositivos 100% modulares, pero de ahí a llevar la idea de forma seria a un buque insignia, hay un trecho, que en este punto de la presentación no podemos hacer otra cosa que valorar como positivo.

Esta particular iniciativa comienza con un sistema para mejorar las posibilidades de la cámara, y continúa con un reproductor Hi-Fi, ambos se conectan por el slot donde sale la batería, pulsando un botón en el lateral:

Modulos
  • LG Cam Plus. Pocos detalles sobre el módulo, solo que mejora el agarre, añade botones físicos - disparador, zoom -, y suma 1,200mAh de batería, lo que nos lleva a 4.000 mAh. Nos recuerda al Nokia Camera Grip del Lumia 1020.

  • LG Hi-Fi Plus. Un módulo desarrollado junto a la gente de B&O PLAY, y se puede usar por separado, con un PC u otro teléfono. Nos convierte el teléfono en un reproductor de audio capaz de trabajar con alta definición de sonido (32-bit 384KHz), y no cambia su diseño.

Seis accesorios: LG Friends

Además hay accesorios especiales, la compañía coreana los llama ’LG Friends’, intentando que entendamos que hay una colección de dispositivos de compañía para el LG G5. La cosa comienza con seis accesorios:

Friends
  • LG 360VR. Se conecta vía cable y consigue el efecto cardboard - aunque nos cuentan que no es estereoscopio - con una equivalencia de 130 pulgadas visionada desde 3 metros. Se puede plegar para llevar encima con mayor facilidad. Podéis conocerlas mejor en vídeo.
  • LG 360 CAM. Samsung tiene algo parecido, es una cámara compacta que registra contenidos en 360 grados. Lleva un par de sensores de 13 megapíxeles con visión angular de 200 grados. Es independiente del teléfono y por lo tanto tiene su propia batería de 1.200mAh, además de 4GB de memoria interna (también microSD). La camarita graba en calidad 2K con sonido 5.1 con sus tres micros. También en vídeo.
  • LG Rolling Bot. Es un gadget especial, nos recuerda a BB-8. Se maneja con el móvil y podemos decir que hace las veces de cámara de vigilancia que nos permite recibir el vídeo en directo vía WiFi. Cuenta con un sensor de 8 megapíxeles.


  • LG Tone PlatinumTM. Auriculares inalámbricos - Bluetooth - confeccionados junto a Harman Kardon. LG presume de que son los primeros en usar aptX HDcodec, un códec que emite 24 bits sin pérdidas. Aquí en vídeo.
  • H3 by B&O PLAY. Auriculares de gama alta, con cancelación de ruido, ideados para funcionar con el módulo Hi-Fi Plus de B&O PLAY.
  • LG Smart Controller. Es un mando que se acopla al teléfono, ideado como sistema de control para drones, en el que se introducen mecanismos para ver el streaming de su cámara en pantalla.

Dos cámaras, visión super angular

Camara

No es el primer teléfono que juega con dos cámaras, HTC tiene experiencia con el sistema y la propia LG lo va a llevar incluso a gamas inferiores. ¿Qué quieren conseguir? Pues que en el mínimo espacio se pueda tener un sistema que haga fotos en gran angular, y también otro con más resolución y detalle.

Gracias a las dos cámaras se pueden registrar los contenidos más angulares conseguidos en un móvil

Por esta razón el módulo del LG G5 está compuesto de dos sensores con 16 y 8 megapíxeles. La primera está asociada a una lente de 78 grados, y se encargará de tomas más convencionales.

La segunda es la que se ocupa de los contenidos más angulares, con hasta 135 grados de visión. Eso es 1,7 más angular que en otros teléfonos conocidos, y 15 grados más que la visión humana. Vamos a recoger escenas más amplias, con menor distorsión.

El software será el encargado de que toda esta tecnología tenga sentido, uniendo los resultados de forma eficiente y lógica. Habrá modos ideados especialmente para este proceso, como Pop-out Picture. En definitiva, la diferencia en el sistema dual la marcará la capacidad de unir lo que captan las dos lentes, tanto en foto como en vídeo.

También hay cámara frontal con 8 megapíxeles y mucho software para sacarle partido. Esperando a probarlas, yo me fiaría de LG, en cámaras sus innovaciones suelen ser muy buenas, y tenemos el listón muy alto con el último LG V10.

Snapdragon 820, el rival a batir

Snapdragon 820

Tras un polémico Snapdragon 810, todos los fabricantes estaban deseando utilizar la nueva creación de Qualcomm. Lo veremos en el G5, pero también en la mayoría de teléfonos de gama alta del mercado, incluso habrá versiones del Snapdragon 820 para el Galaxy S7. Así que pocas dudas con esta elección.

Potencia, eficiencia y conectividad al máximo nivel. Todos los grandes usarán lo nuevo de Qualcomm

Más potente en todos los campos de actuación, también en gráficos - Adreno 530, 40% más potente -, y más eficiente energéticamente gracias a nueva tecnología de fabricación y diseño.

A ello le sumamos un módem LTE cat 12 con capacidad de descargar a 600 Mbps, y Cat 13 para subidas de hasta 150 Mbps.

No nos olvidamos de la carga rápida en su versión Quick Charge 3.0, un 27% más rápida. Decir que el conector es reversible, del tipo USB Type-C.

LG G5, disponibilidad

Ellos2

El teléfono se va a vender en una versión con 4GB de RAM, con 32GB de memoria interna - se puede ampliar a 2TB vía microSD -, curioso que no haya más escalones en tamaño y precio. Ampliaremos en cuanto tengamos información sobre la disponibilidad en España del teléfono, también de módulos y accesorios.

Comentar que la versión Android que monta es la 6.0 Marshmallow, y en ella hay cambios curiosos, como la desaparición del cajón de aplicaciones, o una aplicación para gestionar todos esos ‘friends’ que le han salido.

Actualización - LG G5 se pone a la venta en abril, esperamos más detalles sobre precios

En desarrollo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos