Compartir
Publicidad
La convergencia de Canonical llega al fin de la mano de la bq Aquaris M10 Ubuntu Edition
Móviles

La convergencia de Canonical llega al fin de la mano de la bq Aquaris M10 Ubuntu Edition

Publicidad
Publicidad

El miércoles 3 de febrero Canonical nos dio la oportunidad de conocer su nueva y esperada propuesta: un tablet que está fabricado por bq y que será el primer dispositivo en demostrar su plataforma convergente y que permitirá funcionar tanto en modo tablet como en modo escritorio.

El bq Aquaris M10 Ubuntu Edition es el fruto de esa colaboración y es la prueba final de ese concepto que trata de difuminar la línea entre las plataformas móviles y las de escritorio. La propuesta mantiene la base que ya vimos en los teléfonos basados en Ubuntu el año pasado, pero por fin da soporte a esa interfaz de usuario que se adapta y permite aprovechar al máximo este producto tanto a la hora de consumir como de producir contenidos.

Lo importante no es tanto la tablet como la noción de convergencia

Jane Silber, CEO de Canonical, explicaba durante su presentación como este primer tablet marca un hito en ese proyecto que llevan años desarrollando y que por ejemplo han validado recientemente tanto Microsoft (con Windows 10 y Continuum) e incluso Apple con su reciente iPad Pro. Para la máxima responsable de esta empresa esta convergencia -ya vimos la evolución del proyecto hace un año- marca el futuro de la informática personal, y este dispositivo es solo un primer protagonista de esa evolución.

Bq6

En la demostración que nos ofrecieron los responsables de Canonical pudimos ver cómo el tablet funcionaba en primer lugar en modo tablet puro con la interfaz de Ubuntu adaptada a estos dispositivos: los Scopes y la interacción era idéntica a la que vimos el año pasado con los teléfonos basados en Ubuntu de bq.

No obstante la experiencia cambiaba al conectar la tablet a un monitor y también a un monitor, teclado y ratón. Al hacerlo nos encontrábamos en ese monitor con el escritorio tradicional de Ubuntu y con las aplicaciones que teníamos abiertas en la tablet "adaptadas" al escritorio en forma de ventanas que podían redimensionar y mover.

El bq Aquaris M10 Ubuntu Edition dispone de una pantalla de 10,1 pulgadas con resolución 1080p, un procesador MediaTek MT8163A quad-core a 1,5 GHz, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad de almacenamiento (expandibles a otros 64 GB vía ranura MicroSD), puerto Micro HDMI -importante para esa salida de vídeo- y una batería de 7280 mAh además de la cámara posterior de 8 MP y una frontal 1080p para videoconferencias.

Las dimensiones de esta tablet son 246 x 171 x 8,2 mm y su peso, de 470 g. Aunque en Canonical no han desvelado el precio que tendrá esta tablet, el precio de la M10 Full HD basada en Android es de 259,90 euros, lo que puede servir de referencia. La tablet se lanzará el próximo mes de marzo, aunque de momento no conocemos la fecha exacta.

El catálogo software de siempre, disponible

Uno de los detalles más interesantes de este planteamiento es el hecho de que las aplicaciones que ya existían en el catálogo de Ubuntu se podrían utilizar sin problemas en la nueva plataforma, permitiendo por tanto que los usuarios mantengan la experiencia de escritorio cuando lo necesiten y adaptándola al tablet (o al móvil) en el resto de los casos.

M10 6

Canonical lleva tiempo trabajando en su SDK para que los desarrolladores de aplicaciones puedan además sacar el máximo partido de esa convergencia y para que puedan añadir los elementos necesarios para que esa adaptabilidad sea perfecta.

Aunque tendremos que confirmarlo una vez podamos realizar pruebas con el producto -en la nota de prensa se habla de cientos de aplicaciones y scopes, lo que contradice ese soporte del catálogo "legacy" que consta de miles de aplicaciones nativas-, si el acceso a todo el catálogo software actual de Ubuntu está soportado en esta nueva plataforma -no lo estaba en nuestras pruebas del año pasado con los bq Aquaris M4.5 Ubuntu Edition- la apuesta de la empresa sería mucho más sólida.

Silber también hizo mención a los wearables, un terreno que están explorando: confesó que Ubuntu se adapta muy bien a cualquier tipo de dispositivo, aunque hay aún trabajo por hacer en la interfaz de usuario en este tipo de dispositivos y de momento no están trabajando en una solución hardware específica.

¿Qué hay de los teléfonos convergentes?

Canonical no quiso dar detalles sobre los requisitos hardware necesarios para poder disfrutar de esa experiencia convergente, pero sí que dio pistas sobre la llegada de ese soporte de la convergencia en los terminales basados en esta plataforma. "Estamos trayéndote todo lo que esperarías de tu PC con Ubuntu ahora mismo en la tablet de bq, y pronto en smartphones" comentó Jane Silber.

Conver

Lo que sí parece claro es que ese soporte está ya activo en las pruebas de los desarrolladores de Canonical con algunos productos. Marius Quabeck, un desarrollador que trabaja en dicho proyecto, mostraba varias imágenes de la convergencia ya funcionando en un Nexus 4.

Como explicaban en Softpedia de momento no parece haber soporte para temas GTK+ en la inferfaz ofrecida por Unity 8 y el nuevo servidor de ventanas Mir, pero es evidente que en Canonical están trabajando a marchas forzadas para solucionar esta y otras limitaciones -parece que la versión 0.19 de Mir será especialmente prometedora- además de ofrecer nuevas características como las de convertir el móvil en un touchpad al tenerlo conectado a una pantalla externa.

Bq2

En esos requisitos no queda claro tampoco qué tipo de procesador o estándar de conexión alámbrica o inalámbrica podrán aprovechar los usuarios para este tipo de escenarios, pero una de las opciones seguras es la que Canonical denomina DisplayCasting en su wiki. Según esa información será posible conectar smartphones sin el procesador o salida "ideales" a un monitor externo de forma inalámbrica mediante Miracast -además de a un teclado y ratón vía Bluetooth-, aunque avisan: hoy por hoy esa conexión es muy lenta y la experiencia de usuario que se proporciona es muy pobre de momento.

Una de las opciones para aprovechar una conexión cableada con mayores garantías al menos en el Nexus 4 y otros dispositivos sin salida de vídeo específica o directa es el uso de adaptadores como este que proporcionan una salida HDMI a partir del puerto microUSB de carga. Veremos qué nos prepara Canonical en este sentido, pero desde luego esperamos que esa apuesta por la convergencia ofrezca una alternativa válida a las plataformas móviles y de escritorio actuales.

Más información | Canonical
En Xataka | Así es la experiencia Ubuntu en smartphones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos