Síguenos

Ubuntu Edge

Los responsables de Canonical han lanzado una campaña de financiación colectiva en IndieGogo en la que buscan inversores para un proyecto muy ambicioso: la producción de su propio smartphone, llamado Ubuntu Edge.

El objetivo de la campaña es el de conseguir 32 millones de dólares en un mes, lo que permitiría comenzar a fabricar los primeros 40.000 terminales de la primera hornada. Eso hace que el precio medio de cada dispositivo sea de 800 dólares, pero los interesados que inviertan en la campaña “solo” tendrán que pagar 600 dólares en ese periodo de pre-reserva.

Ubuntu Edge

Cuando se pongan a la venta, estos terminales serán bastante más caros y tendrán un precio de 830 dólares. Ese precio parece exagerado para un smartphone y una plataforma que tienen aún mucho que demostrar, y además tenemos otro hándicap: el dispositivo se comenzará a distribuir en mayo de 2014.

Las especificaciones de este smartphone parecen aceptables, pero no especialmente sorprendentes salvo en el apartado del almacenamiento. Tendremos una CPU quad-core, 4 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento, LTE (con doble antena), pantalla 720p de 4,5 pulgadas con un “cristal de zafiro”, además de una cámara de 8 Mpíxeles en la parte posterior, otra de 2 Mpíxeles en la frontal, y un puerto HDMI.

Eso último es importante porque este dispositivo, como demuestra también el apartado del almacenamiento, estará basado en una distribución completa de Ubuntu, que con el puerto HDMI permitirá conectarlo a cualquier pantalla con este conector para convertir al smartphone en un pequeño PC de sobremesa.

Una apuesta ambiciosa

Mark Shuttleworth, creador de Ubuntu, ha indicado que “La campaña de financiación colectiva es una nueva forma para demostrar la demanda por las tecnologías de última generación y nuevos tipos de dispositivo; apoyar el Ubuntu Edge es la mejor forma de catalizar la próxima generación de dispositivos personales de la industria“.

Ubuntu Edge

El Ubuntu Edge podrá funcionar tanto con Android como con Ubuntu, y de hecho ambos sistemas operativos estarán preinstalados en estos smartphones. Lo interesante es que en Canonical confirman que estos dispositivos “se transofrmarán en un PC al conectarlos en un PC, con el escritorio Ubuntu completo y acceso compartido a todos los archivos del teléfono“.

Esa doble identidad es interesante desde el punto de vista del usuario final, que —si quiere— no tendrá que enterarse de que, por ejemplo, Ubuntu está también instalado en su dispositivo. Por supuesto la idea no es esa, sino la de que podamos aprovechar el inmenso catálogo de aplicaciones Android, y también esa prometedora capacidad de un smartphone para convertirse en nuestro PC de escritorio.

¿Son 830 dólares un precio decabellado?

Los interesados en la mencionada campaña de IndieGogo podrán aprovecharse de esa campaña inicial que solo durará un día y que permitirá hacerse con el terminal a 600 dólares (más 30 dólares de gastos de envío si no vives en Estados Unidos o el Reino Unido).

Ubuntu Edge

Los primeros terminales comenzarán a distribuirse en mayo de 2014, y curiosamente en la campaña de crowdfunding existe una opción para empresas. Estas podrán hacerse con un lote de 100 unidades por 80.000 dólares, además de 30 días de soporte para integrar Ubuntu y Android “en el lugar de trabajo”.

Por supuesto, el precio condicionará el éxito de esta campaña, y ni siquiera en los buques insignia de los grandes fabricantes hemos visto precios similares —solo el iPhone 5 con 64 Gbytes tiene un precio ligeramente superior, de 849 dólares—, y eso hace pensar si en Canonical han querido ser quizás demasiado ambiciosos.

A priori podría parecer así: el procesador y la cámara, dos aspectos fundamentales en cualquier móvil de gama alta, no parecen excepcionales —no se han dado detalles específicos sobre el procesador, así que habrá que esperar novedades—, pero donde sí hay un apartado especialmente destacable, como comentábamos anteriormente, es en el almacenamiento. Hasta ahora nadie había anunciado un smartphone con una capacidad de almacenamiento nativa de 128 GB, y eso permitirá precisamente convertir a este smartphone en un singular PC de escritorio del que, eso sí, habrá que comprobar su rendimiento.

Sin duda, uno de los lanzamientos más singulares y prometedores de los últimos tiempos. Veremos si la ambición de Canonical logra cumplir las expectativas y nos encontramos con esa plataforma unificada en la que muchos creemos como futuro de la informática.

Más información | IndieGogo
En Xataka | Canonical hará ‘dogfooding’ de su Ubuntu para smartphones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios